En todo el mundo, al menos 750 millones de personas siguen careciendo de competencias básicas de lectura, escritura y cálculo. Dos tercios de las personas afectadas son mujeres y 102 millones de ellas son jóvenes de entre 15 y 24 años.

Al mismo tiempo, muchos de los 192 millones de desempleados en todo el mundo no pueden encontrar un medio de vida decente debido a la falta de competencias básicas, incluida la alfabetización, y a que no satisfacen las demandas de cualificaciones de un mercado laboral en constante evolución.

Esos son los desafíos que se deben enfocar en el centro del Día Internacional de la Alfabetización de este año, el 8 de septiembre. Es necesario identificar enfoques eficaces que combinen la alfabetización y el desarrollo de destrezas a fin de preparar y apoyar el aprendizaje a lo largo de toda la vida y mejorar las vidas y los medios de subsistencia de los educandos.

La capacidad de cada uno de nosotros de convertirnos en actores de nuestro propio destino pasa por la alfabetización. El dominio de este conocimiento fundamental es el primer paso hacia la libertad y la emancipación de las restricciones sociales y económicas. Como piedra angular del desarrollo individual y colectivo, la alfabetización contribuye a combatir la exclusión y la espiral de la desigualdad social y de género”, afirma Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO.

Si bien en los últimos decenios se han logrado progresos considerables, la perspectiva de un mundo en el que cada persona disponga de los saberes fundamentales sigue siendo un ideal. La UNESCO está invirtiendo en la redefinición de las políticas de alfabetización a fin de fomentar prácticas educativas innovadoras. En este día, invito a todos los actores del mundo de la educación a movilizarse para que el ideal de una sociedad plenamente alfabetizada sea un poco más una realidad”, añadió.

La UNESCO entregará sus Premios de Alfabetización el 7 de septiembre, en vísperas del Día Internacional de la Alfabetización. El tema elegido para 2018 se centra en la alfabetización y el desarrollo de competencias.

Deja un comentario