El exdirector general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha asegurado que no le consta que haya existido ningún tipo de espionaje al líder de Podemos, Pablo Iglesias, y que si realmente el excomisario José Villarejo o cualquier otra persona ha espiado a alguien deberá responder ante la justicia.

Así se ha referido Cosidó a la investigación de la Audiencia Nacional sobre el robo de un móvil a una asesora del líder de Podemos que apareció en los registros la operación Tándem en la que fue detenido Villarejo.

Cosidó, que se encuentra en Ceuta para apoyar la candidatura del PP ceutí a las generales y reunirse con asociaciones de las Fuerzas de Seguridad del Estado, fue director general de la Policía en la etapa de Jorge Fernández Díaz estaba al frente del Ministerio del Interior y en la que tuvieron lugar las supuestas operaciones de espionaje de la llamada «policía patriótica» que investiga la Audiencia Nacional.

Además de insistir en que no tiene constancia de que ese espionaje se haya producido, Cosidó ha manifestado ante los medios que tanto las asociaciones de Guardias Civiles como los sindicatos policiales se sienten defraudados y engañados por el Gobierno de Pedro Sánchez, al no haber llevado a cabo la reiterada equiparación salarial.

Igualmente, ha querido transmitir el absoluto compromiso del PP para cumplir el acuerdo alcanzado con la Guardia Civil y la Policía Nacional con el Gobierno de Mariano Rajoy tanto en los términos económicos pactados, como en los términos que determine la auditoría para la que equiparación sea real y efectiva y con algún tipo de reforma legislativa para que la equiparación no dependa de la voluntad de un gobierno y quede establecida por ley.