Vox va cada vez un poco más lejos en su ideología de ultraderecha y no solo se desmarca de todos los demás partidos en las declaraciones institucionales o minutos de silencio cada vez que una mujer es asesinada como consecuencia de la violencia de género. Ahora también se niega a participar en un acto con motivo del Día Internacional de la Niña, que se conmemora el 11 de octubre.

La ONG Plan Internacional reclama en su campaña «Asuntos Pendientes» acabar con la desigualdad que sufren las niñas en la educación o el trabajo y que las protejan frente a la violencia. La ONG ha logrado llevar al Congreso de los Diputados la historia de Nohelia, una niña de Paucartambo (Perú), de 15 añosÇ: «En mi país hay feminicidios a diario. Las niñas y las mujeres somos las lideresas del futuro, tenemos que acabar con el machismo».

Una decena de niñas, con carteras de cartón en las que figuraban los “asuntos pendientes”, se han fotografiado en las escaleras del Congreso. Detrás de ellas, se han colocado representantes de todos los partidos que estaban presentes en la Cámara, como la presidenta del Congreso, Goria Elizo (Podemos), Meritxell Batet (PSOE), Ana Pastor (PP) o Patricia Reyes (Ciudadanos).

La excepción, como siempre, ha sido Vox. Macarena Olona ha explicado la ausencia de su grupo alegando que se ha mezclado la protección de la infancia con el «discurso de izquierdas» y el «consenso progre». Lo dice en referencia a la demanda de que se eduque a los niños en igualdad, con perspectiva de género y formación afectivo-sexual, y a la lucha contra el cambio climático. “Estamos en contra de que se instrumentalicen mensajes en función de una ideología», ha añadido. «Es evidente que a nivel internacional las niñas se encuentran en una situación de vulnerabilidad, pero no se puede trasladar automáticamente a la nación española donde la Constitución garantiza la igualdad entre sexos y la no discriminación”.

Si no se toman medidas, no se cumplirán los objetivos fijados por la ONU en este aspecto para 2030. Según la ONG, 650 millones de niñas se casan cada año antes de cumplir los 18 años y son víctimas de casi el 70% de la violencia familiar a menores. Son cifras, no invenciones. Cada vez que Vox niega estos hechos, hace un poco más de daño a la lucha contra la violencia machista.

Un pacto de Estado por la Educación, una ley de protección frente a la violencia contra la infancia y la tipificación del acoso callejero como delito son algunas de las medidas que deben instaurarse.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario