Pablo Casado ha reclamado al Gobierno que permita que ciertos servicios de hostelería puedan abrir para permitir el descanso de los camioneros en sus rutas porque están trabajando en unas condiciones «durísimas» durante una visita esta madrugada a Mercamadrid. «Muchos de ellos se plantean si van a poder seguir haciendo las rutas. Y si no pueden venir a Mercamadrid y luego repartir el género al final lo acaban pagando los españoles en sus hogares», indicó el líder del PP.

Una medida del todo razonable, pero una medida que lleva más de un mes en marcha. Existe una web puesta en marcha por el Gobierno en la que se hay disponible un mapa que muestra los puntos de restauración y tiendas con venta de comida preparada abiertas para facilitar los desplazamientos de transportistas, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y otros profesionales obligados a desplazarse por motivos laborales.

La primera de las distintas órdenes ministeriales que regulan el acceso a los aseos, puntos de descanso y servicio de restauración para los transportistas profesionales se publicó en el BOE el 15 de marzo, al día siguiente de decretarse el estado de alarma. De hecho, desde el 1 de abril se ha configurado un mapa con los más de 2.000 servicios de restauración que han sido declarados servicios esenciales.

La metedura de pata no ha pasado desapercibida y ha sido el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, quien ha aprovechado, tirando de ironía para contestarle. «Muy acertada la propuesta del señor Pablo Casado. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana la puso en marcha hace ya 41 días», publicó el ministro en su cuenta en Twitter,