En rueda de prensa desde la sede del partido en Ferraz, Ábalos ha subrayado que, según datos provisionales, entre el 14 y el 28 de marzo se han aprobado 32.000 de las 56.000 solicitudes recibidas, lo que prueba, en su opinión, que había una «importante demanda» y que ha habido una «agilización» en la tramitación de los expedientes.

Ha admitido que existen situaciones «particulares» pendientes de resolver, pero que esto no impedirá que, si son aprobadas, sus efectos partan del mismo momento en que la norma entró en vigor, es decir, que el beneficiario cobrará los retrasos correspondientes.

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha informado en un comunicado que está actuando para que el trámite de las solicitudes se haga con la mayor celeridad para agilizar el acceso al subsidio.

«Aquellos expedientes en los que han surgido dudas de interpretación derivadas de la introducción de mejoras en las fórmulas de acceso -que no estaban en la regulación anterior al año 2012- se resolverán en próximas fechas, en tanto se analicen y se verifique que, de acuerdo con la norma, cumplen los requisitos», asegura Trabajo.

En cualquier caso, una vez se confirme que todo es correcto, estos expedientes en trámite –casos muy excepcionales- recibirán el subsidio con carácter retroactivo desde su fecha de solicitud.

Fuentes de Trabajo consultadas por Europa Press han explicado a Europa Press que sólo en aquellos casos en los que se ha denegado el subsidio y existen dudas sobre dicha decisión se ha «parado» el expediente hasta la resolución de las mismas.

El diario ‘El Mundo’ publica en su edición de hoy que Trabajo ha enviado una instrucción a las oficinas de Empleo para que se paralice la tramitación de la mayoría de las solicitudes del nuevo subsidio para mayores de 52 años por las «lagunas» que se aprecian en el decreto que regula estas ayudas.

El nuevo subsidio para parados mayores de 52 años entró en vigor el pasado 13 de marzo tras publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el decreto ley que lo regulaba. No obstante, el aumento de la cotización de este subsidio desde el 100% al 125% de la base mínima entra en vigor este lunes, 1 de abril.

La norma rebaja la edad de acceso a este subsidio desde los 55 años a 52 años; suprime el requisito de tener cumplidos los 52 años en el momento del hecho causante y elimina los porcentajes aplicables a la cuantía del subsidio cuando el beneficiario proviene de un trabajo a tiempo parcial.

Asimismo, el subsidio, consistente en una ayuda mensual de 430 euros, eleva su duración máxima, ya que podrá percibirse hasta el cumplimiento de la edad ordinaria de jubilación, frente a la regulación anterior, que obligaba a dejar de cobrarlo en el momento en el que se pudiera acceder a cualquier modalidad contributiva de jubilación, dando lugar así a jubilaciones anticipadas forzosas.

Al mismo tiempo, la nueva regulación elimina la consideración de las rentas de la unidad familiar para el acceso al subsidio e incrementa la cotización por jubilación durante la percepción del mismo del 100% al 125% de la base mínima de cotización vigente en cada momento.