El dirigente socialista ha distinguido entre «contar con independientes con prestigio, que siempre viene bien», e incorporar personas ajenas a los partidos «por sistema» porque «tienen una candidatura y no saben cómo hacerla».

«El PP tiene gente, pero en este estado de desesperación nos trae a Adolfo Suárez, el hijo, cuyo padre me merece muchísimo respeto por su gran obra para nuestro país, pero el hijo se ve que viene a vivir de la leyenda de su padre, y es como si yo me tirase a los ruedos en memoria del mío, que toreó: parecería el bombero torero», ha ironizado durante el mitin organizado en la ciudad autónoma para presentar a los candidatos socialistas a las elecciones de abril y mayo próximos.

Ábalos ha recordado que Suárez Illana ya concurrió en 2003 a las elecciones autonómicas en Castilla-La Mancha «y fue tal su resultado que ni siquiera llegó a recoger la credencial de diputado». «Ahora, 16 años después, igual piensa que nos hemos olvidado y se presenta de segundo de Casado por Madrid, ahí es nada, y su primer aparición ha sido estelar para ilustrar sobre el hombre de neandertal, que dice que esperaba a que nacieran sus hijos para cortarles la cabeza», ha criticado al candidato del PP, que según ha recordado «en un pueblo de Albacete ya dijo que de allí habían procedido la mayoría de sus ‘chachas».

El ‘número 2’ del PSOE también ha bromeado con que Casado le ofrece a Albert Rivera ser ministro de Asuntos Exteriores «para que no venga mucho por acá» dado que el líder de Ciudadanos «en cuanto hay que darle algo de espacio a la inteligencia no da una». «¿Estos pueden gobernar además dependiendo de Vox, de lo que saque y de su agenda política?», se ha preguntado Ábalos, que ve «tremendo» que España se exponga a «perder todo lo que hemos hecho para construir un país tan diferente en estos cuarenta años si estos salieran adelante».

EL PP, «A REBUFO DE LOS FRANQUISTAS DE VOX»

El ministro ha denunciado que el PP vaya «a rebufo de un partido minoritario, esencialista y franquista» como es Vox, «que les marca el camino». «Al principio decían que no eran fascistas, ni siquiera franquistas, pero ya se han quitado la manta y les da igual: ahí los tenemos en Andalucía, donde ya se han cargado la Memoria Histórica con ese desprecio para hablar del otro, de los ‘buscahuesos’ o de la ‘mercancía humana’ con que este Abascal se refiere a los inmigrantes», ha repudiado.

Desde el punto de vista de Ábalos con ese tipo de discursos demuestran que «no son ni constitucionalistas, pues para eso hay que partir de la igualdad en la dignidad de todas las personas, vengan de donde vengan».

El socialista también ha cuestionado a las formaciones que reclaman «potenciar el español». «Aquí el idioma oficial es el castellano porque el valenciano, el catalán o el gallego también son españoles… No tienen ni idea de lo que es España, diversa y plural, donde la mayoría hemos decidido trabajar por un proyecto común», ha afeado a PP, Ciudadanos y Vox.

El secretario de Organización de Ferraz ha advertido igualmente que «plantear un estado de excepcionalidad en Cataluña no es una propuesta sino una sanción» y ha lamentado que tanto «la derecha» como «los independentistas» frustrasen la aprobación de unos Presupuestos Generales del Estado «sociales y con más inversión territorial».

«No les importa nada Cataluña, solo quieren sacar votos en otras partes con ese cuento», ha alertado. «Estos son muy de sanciones: excepcionalidad en Cataluña, pena de muerte, muros, armas… Todo negativo, todo represión, no tienen nada positivo para afrontar el empleo, el desarrollo industrial, los problemas medioambientales, la financiación de las pensiones o en el envejecimiento de la población», ha añadido.

DEJA UNA RESPUESTA