El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha sostenido este martes que la retirada de lazos amarillos de los edificios de la Generalitat catalana «no es voluntario, hay un mandato de la Junta Electoral» y hay que ejecutar ese fallo.

Ábalos se ha pronunciado en estos términos tras compartir con el presidente del PP, Pablo Casado, la última mascletà de las Fallas en el balcón del Ayuntamiento de Valencia, al ser preguntado por cómo analiza que el presidente catalán, Quim Torra, haya señalado que en las próximas horas anunciará si quitaba los lazos, aunque ha anunciado ya que no lo hará.

«Esto no es voluntario: hay un mandato de la Junta Electoral y lo que cabe es la ejecución de estos acuerdos», ha sentenciado Ábalos, quien ha recordado que en España «no es la primera vez que se ejecuta una decisión judicial».

El también secretario de Organización del PSOE ha apuntado que «los cauces están previstos y por lo tanto, no están sometidos a ninguna voluntad ni hay que hacer nada extraordinario».

«Se procederá a la ejecución de ese fallo en el caso de que no se obedezca», ha añadido, a la par que, preguntado por si el Gobierno llevará esa desobediencia a la Fiscalía, ha hecho hincapié en que «no hay que ir» al ministerio público, sino que «la ejecución hay que hacerla».

«En este país estamos acostumbrados a esto», ha concluido el ministro valenciano.