El ministro de Fomento, el socialista José Luis Ábalos, y el presidente del PP, Pablo Casado, han compartido este martes el balcón del Ayuntamiento de Valencia para presenciar la rítmica, potente y atronadora mascletá con que se cierra 19 días de mascletás.

Junto al president de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de València, Joan Ribó, ambos dirigentes han presenciado junto a sus esposas el disparo, en el que se han quemado 300 kilos de material pirotécnico, con un principio rítmico y musical gracias a los controles digitales y un final atronador.

Tras el disparo, Pablo Casado ha asegurado que le había «gustado muchísimo el ritmo y dos momentos, a mitad y al final» y ha sentenciado: «Ha sido una pasada».

El líder popular ha recordado que era la tercera vez que veía una mascletà, la segunda desde el balcón consistorial, y esta vez ha sido «espectacular».

Para el ministro de Fomento ha sido «brutal y fantástica» y ha valorado que «han echado el resto, sin duda», mientras que Joan Ribó ha destacado «el ritmo bien marcado del principio», además de reconocer que anoche la Nit del Foc fue «impresionante» y la mejor que había visto en su vida.

Para Ximo Puig ha sido «una mascletá maravillosa que pone fin» al ciclo de disparos de unas Fallas en las que Valencia ha demostrado que es «una ciudad de acogida», como toda la Comunitat, «de convivencia y hospitalidad, representando los mejores valores de las fiestas».