En el arranque oficial de campaña, los líderes de Vox han elegido la estatua de Blas de Lezo ubicada en la plaza de Colón de Madrid para arengar al casi millar de seguidores congregados. Allí, Abascal ha compartido protagonismo con Javier Ortega Smith e Iván Espinosa de los Monteros –números dos y tres de su lista a La Moncloa– y con la líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio.

«No voy a pediros el voto porque es una ordinariez», ha dicho Abascal a sus fieles, que le han recibido con gritos de ‘presidente, presidente’ y ‘viva España’. Sin embargo, el líder de Vox sí que ha reclamado una amplia movilización para seguir «levantando la bandera de España y de la libertad» por todo el territorio.

Según ha defendido, Vox es el único partido que puede plantar cara al Ejecutivo de Pedro Sánchez, que se mantiene de manera «ilegítima» en el poder gracias a pactos con «separatistas, populistas y amigos de terroristas». Este papel ya han demostrado que no pueden jugarlo, a su juicio, ni PP ni Ciudadanos.

(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario