Javier F. Ferrero

El presidente del partido de extrema derecha Vox, Santiago Abascal, se ha mostrado «escandalizado» por la postura de la Fiscalía en contra de la investigación de la gestión que ha hecho el Gobierno de la crisis del coronavirus.

Apunta a que hay que esperar aún la decisión del juez, pero muestra su sorpresa por el escrito de la Fiscalía en contra de esa investigación cuando hay «53.000 muertos» por la pandemia.

El líder ultra apunta a un complot para explicar esta postura: ha recordado que la fiscal general del Estado es Dolores Delgado, ex ministra de Justicia de Sánchez. También ha señalado las palabras del presidente apuntando que la Fiscalía dependía del Gobierno.

Según Abascal, esta es una razón más para sacar adelante la moción de censura que presentará, en teoría, este mes de septiembre con un candidato aún por definir.

«Aún no está determinado quién la encabezará», ha confirmado el líder ultra, recordando que él ya dijo que no tenía «ningún empeño» en protagonizarla, pero (sorpresa) estaba dispuesto a asumir el liderazgo si era necesario.

Abascal tampoco ha revelado si uno de los contactos que ha hecho para sumar apoyos para esta moción de censura ha sido el exministro del PP Jaime Mayor Oreja, según ha publicado ABC. «Soy muy discreto sobre las personas con las que he hablado», se ha escudado en una entrevista en Telecinco.

Según ha explicado, su objetivo es censurar al Gobierno, proponer una opción alternativa y «devolver la voz» a los ciudadanos frente a un Ejecutivo «en manos de mafias». Abascal ha incluido en esta categoría a las mafias de corrupción, del narcotráfico, de inmigración ilegal, okupas y «mafias golpistas y de herederos del terrorismo».