Abascal continúa en su empeño de extender el odio entre las personas extranjeras extendiendo el falso rumor de que cuentan con privilegios en la recepción de ayudas sociales. Se trata de una estrategia que marca el discurso de otros partidos de extrema derecha y se repite en diferentes bulos distribuidos en distintos países, como Francia, Italia, Reino Unido o EEUU. Los datos y diferentes investigaciones de expertos desmontan estas ideas, pero su repetición es constante. 

El líder del partido de ultraderecha Vox leyó una parte del listado de beneficiarios de la última subvención al alquiler aprobada por la Comunidad de Madrid. Mientras el presidente del partido de extrema derecha enumeraba algunos de los apellidos incluidos. No los da completos, porque su intención es generar el abucheo a los nombres árabes. Asume que corresponden a ciudadanos extranjeros a pesar de desconocer su nacionalidad. El público se limitaba abuchear.

«Acaban de publicarse las ayudas del alquiler a la Comunidad de Madrid. Nos las mandaron ayer y vimos los nombres y dijimos: esto hay que mirarlo. Perdonad mi pronunciación», adelantó Abascal antes de citar los apellidos.

Continúa diciendo Santiago Abascal: «es la primera página, y si uno pasa las páginas ve esto por todas partes. Y quiero decir, aunque pitéis, que esas personas no tienen ninguna culpa de que se les de una ayuda pública al alquiler. La tienen quienes han creado una legislación que discrimina a los españoles porque les dice que los españoles tienen arraigo y que se las arreglen con su familia. Pero yo quiero decir que por cada nombre que hay aquí de una persona extranjera hay un joven español que sigue viviendo con sus padres y que no tiene esperanza en dejar de hacerlo.»

Añade después: «y con esto no quiero animar al rechazo a estas personas. Al contrario, os pido que las respetéis, que las comprendamos. Que rechacemos a los políticos progres que nos han llevado a esta situación».

Abascal, por supuesto, miente, tal y como ha contrastado Maldita.es cada vez que se difunden bulos similares. Las ayudas al alquiler no se asignan en función del origen del solicitante sino que dependen de la renta, el número de miembros de la unidad familiar y otros requisitos. Estas subvenciones del Gobierno regional de Madrid se proporcionan «en función de la renta de la unidad de convivencia».

Una joven llamada Nabila Belghanou ha respondido con contundencia a Abascal en Twitter, consiguiendo un gran éxito en la red social, con más de 20.000 retuits y 47.000 ‘me gusta’ en un día.

La mujer, hija de inmigrantes, explica que tiene 24 años y que lleva trabajando desde los 16 y cotizando desde los 18. “Ayer podrías haber mencionado mi apellido. Llevo más años cotizados que tú que tienes 43 años. No sé cómo tienes la cara de decir que vivimos de ayudas. ¿Y tú? Viviendo del estado”, zanja.