Abascal quiere perseguir a quienes ayuden a los migrantes irregulares y despenalizar la incitación al odio

En el programa El Gato al Agua, de Intereconomía, el líder de VOX, Santiago Abascal, se ha despachado a gusto pidiendo que la incitación al odio no esté penalizado, hecho que beneficiaría al Javier Ortega Smith, Secretario General del partido ultra, investigado por delitos de incitación al odio. Ha pedido, además, que se persiga a quienes ayuden a los migrantes irregulares.

«El día que gobernemos vamos a acabar con esas leyes que nos quieren amordazar e intentaremos que haya otras leyes para perseguir a los cómplices de la invasión islamista en España”, ha dicho Abascal en la entrevista.

Según Abascal, la ley quiere “amordazar” a la formación de ultraderecha, llegando a asegurar que: «Quieren perseguir la opinión». «Como le está ocurriendo a nuestro secretario general Javier Ortega, al que está investigando la Fiscalía por haber dicho que estamos en contra de la invasión islamista; es decir, de aquellos que quieren imponer la sharia. Nosotros no nos vamos a callar», ha llegado a decir.

Javier Ortega Smith y Santiago Abascal

Abascal se refiere a las declaraciones de Ortega Smith en septiembre pasado en un acto en el casino de Agricultura de Valencia, el que pedía luchar «frente al enemigo común que tiene un nombre muy claro y yo no dejaré de decirlo en todas las intervenciones. Nuestro enemigo común, el enemigo de Europa, el enemigo del progreso, el enemigo de la democracia, el enemigo de la familia, el enemigo de la vida, el enemigo del futuro se llama la invasión islamista».

La Fiscalía deberá determinar si el líder de Vox ha incurrido en un delito de odio previsto en el artículo 510.1 del Código Penal, que castiga con uno a cuatro años de cárcel y multa de seis a 12 meses a quienes «públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo […] por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias».

En España viven dos millones de musulmanes, de los que casi la mitad son ciudadanos españoles.

1 Comentario

Deja un comentario