Guerra. Ésta es la promesa de la extrema derecha de Vox para lo que dure la legislatura si el secretario general del PSOE forma un Gobierno de coalición con ministros de Unidas Podemos y apoyado parlamentariamente por ERC.

Santiago Abascal, líder de la formación ultra, ha sentenciado que esta opción que viene trabajándose desde hace un mes es «una declaración de guerra política contra muchísimos españoles». Por lo que ha proclamado que le harían frente con una oposición «total y frontal».

Vídeo Recomendado:

Además de comunicarle, como era de esperar, el rechazo frontal de Vox a una «hipotética investidura» de Pedro Sánchez, Abascal le ha trasladado a Felipe VI en su turno de consulta su preocupación por la «sistemática demonización de Vox». Le extraña al líder ultra que sus medidas populistas y xenófobas sean rechazadas por la mayoría. Quizá le falte análisis.

«Igual que en el mes de mayo, hemos vuelto a transmitir nuestra lealtad a la corona y al orden constitucional. También le hemos anunciado nuestro voto contrario a una hipotética de una investidura de Sánchez», ha dicho Abascal.

«Lo que hemos dicho tanto a PP como a Ciudadanos es que no criticaríamos que ellos tiendan la mano para favorecer esa posición [un acuerdo entre PSOE, PP y Ciudadanos], en todo caso, Vox votaría en contra también de esa investidura. A un gobierno de esa naturaleza le plantearíamos una leal oposición. En cambio, un gobierno del ‘Frente Popular’ es una declaración de guerra política a muchísimos españoles y le haríamos una oposición frontal y total», indicó el líder de ultraderecha.