Abascal ha lanzado este mensaje, dirigiéndose por primera vez de forma directa a tradicionales votantes de la izquierda, en un mitín ofrecido en Leganés, una ciudad de la periferia de Madrid parte del tradicional ‘cinturón rojo’. Lo ha hecho ante unas 8.500 personas que sin embargo no han conseguido completar el aforo de la plaza de toros de la localidad, de 9.200 localidades. A los asistentes se suman otras 5.000 personas que han seguido el mítin a través de Internet, según los organizadores.

Abascal ha sido el encargado de cerrar un acto inundado de banderas de España que ha servido de presentación oficial de sus candidatos a las elecciones del próximo 28 de abril. Los mensajes a favor de la unidad de España y contra el independentismo son los que han logrado un mayor aplauso de un público que le ha coreado en numerosas ocasiones al grito de ‘presidente, presidente’.

En su discurso ha abordado los tradicionales temas ‘estrellas’ de Vox, como la inmigración, la batalla al feminismo o la lucha contra los nacionalismos; pero además ha situado al PSOE como «el mayor problema» del país. «No tienen el más mínimo amor al bien común ni a la patria», ha reprochado animando a los votantes socialistas a sumarse a su proyecto.

También ha criticado al PP –«no se atreven absolutamente a nada»– y ha atacado a la «veleta naranja» de Ciudadanos liderada por Albert Rivera –«parece que actúan a las órdenes de intereses extranjeros o del viento sin más».

(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))