Allí, Abascal, rodeado de numerosos simpatizantes, ha acudido a la Santa Cueva de Covadonga, donde se encuentra, la ‘Santina’, Nuestra Señora de Covadonga, lugar en el que ha hecho una ofrenda y ha pedido por España.

Con posterioridad, el líder de Vox se ha dirigido hasta la estatua de Don Pelayo, el que fuera primer monarca del reino de Asturias y que comenzó la Reconquista precisamente en la batalla de Covadonga en el año 722.

Allí, Abascal se ha dirigido a los presentes con un megáfono. Ha recordado ante los presentes los versos del Himno de Covadonga ‘Nuestros padres sus ojos a Ti volvieron y una patria en tus ojos adivinaron’.

Ha agradecido a todas las personas que le acompañaron en Covadonga y, bajo la estatua de Don Pelayo, ha dicho que la decisión de haber estado presente precisamente en ese enclave asturiano es precisamente por el «potente simbolismo» del lugar. Con posterioridad, Abascal se trasladará a Oviedo para ofrecer un mitin en el Palacio de Exposiciones y Congresos.