El impacto de la pandemia del coronavirus podría hacer que la cifra de personas pobres o en riesgo de exclusión aumente en España en más de 1,1 millones, pasando de un 20,7% a un 23,07%.

Casi la mitad de los españoles tienen algún tipo de dificultad para llegar a fin de mes y entre las comunidades autónomas que presentan un mayor incremento de la pobreza se encuentran Baleares, Castilla León, Aragón, Cataluña, Andalucía, Canarias y Extremadura.

Según advierte la ONG Oxfam Intermon, uno de cada tres profesionales sanitarios, mensajeros, riders o falsos autónomos, cajeras de supermercados, trabajadores agrarios o trabajadoras que cuidan de nuestros ancianos y ancianas vive bajo el umbral de la pobreza.

Por ello, la organización pide medidas para apoyar la educación, la sanidad y la protección social, sobre todo ampliando el Ingreso Mínimo Vital y considera imprescindible que los Presupuestos Generales del Estado presten atención a las personas más vulnerables.

En un reportaje de la TV estadounidense ABC News se ha informado de que la situación de los pobres en España es peor que en otras zonas de Europa, debido a la dependencia de industrias muy golpeadas, un mercado laboral precario y temporal y áreas densamente pobladas.

Además en dicho reportaje también se señala que el IMV no está llegando a quienes lo necesitan y advierte del riesgo de que la pobreza se extienda e intensifique en España.

ABC News señala el caso de una mujer que se pasa al menos tres horas a la semana haciendo cola en un comedor de beneficencia y un par más en la oficina de la trabajadora social con su hijo de 8 años, que tiene autismo. Además está esperando la ayuda del IMV que aún no ha cobrado.

«Las familias de ingresos más bajos en todo el mundo a menudo han sido las más afectadas por la pandemia por varias razones: sus trabajos pueden exponerlas más al virus y sus ahorros suelen ser menores. En España , su situación ha sido peor que en gran parte de Europa debido al gran papel de las industrias más afectadas como el turismo y los beneficios sociales más débiles», destaca.

Y apunta que los ricos pueden recuperarse de la crisis, muchos trabajando desde casa, mientras que los más vulnerables pierden los beneficios económicos que obtuvieron desde la crisis financiera de la última década.

También recuerda que el Fondo Monetario Internacional espera que la economía española se contraiga un 12,8% este año, el mayor porcentaje entre las economías desarrolladas.

La activista del grupo de ayuda Intermón Oxfam, Lara Contreras, señaló que la economía española, debido a su dependencia de la construcción y el turismo, es más vulnerable.

A pesar de que el presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha anunciado una reactivación progresiva de la economía que depende en gran medida de miles de millones de euros de la UE, si España no arregla su mercado laboral, lleno de contratos temporales y a tiempo parcial, la pandemia podría llevar a «una economía totalmente rota» y ha provocar 1,1 millón más de pobres en España, señala el reportaje.

También advierte de que lo más preocupante es que las llamadas «colas del hambre» se está volviendo cada vez más largas y más feroces y que voluntarios y vecinos están ayudando con donaciones.

Fernando Fernández Diego se encontró a sus 69 años sin pensión y sin poder vender dientes de ajo en los mercados como lo hacía antes de la pandemia. Ahora su hogar con seis adultos y tres niños debe sobrevivir de la entrega de alimentos.

Él tenía poca confianza en la ayuda del gobierno para su familia y señaló que “solo la gente salvará a otras personas”, zanja el reportaje.