El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, anunció hoy formalmente la abdicación del emperador Akihito y destacó la época de paz que ha vivido el país durante las tres décadas que ha estado al frente del Trono del Crisantemo.

Abe habló en nombre del pueblo japonés en el acto de abdicación de Akihito, que cede el trono a su primogénito, Naruhito, quien lo asumirá en otra ceremonia que se llevará a cabo este miércoles.

«El emperador, según la ley especial imperial, abdica con fecha de hoy», afirmó Abe en el acto, que se desarrolló en el Salón Pino del Palacio Imperial de Tokio.

Fuente