La asociación ultraconservadora Abogados Cristianos ha presentado una querella por prevaricación contra la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, por poner en la imagen de fondo del perfil oficial del Cuerpo en Twitter la bandera LGTBI con motivo de la celebración del Orgullo.

El pasado viernes, la Guardia Civil, al igual que los últimos años, se sumó en Twitter a la fiesta que celebra los derechos LGTBI y colocó su escudo sobre la bandera del Orgullo. Este gesto ha sido realizado en estos días por diferentes partidos políticos, empresas e instituciones para sumarse a las reivindicaciones de este colectivo.

En un comunicado, Abogados Cristiano ha explicado que solicita «medidas cautelares para obligar a la institución a quitar la bandera de sus redes sociales». Según detalla la querella, «la colocación de un distintivo ideológico que representa al lobby LGTBI» junto con el escudo de la Guardia Civil «viola la obligación de neutralidad ideológica de cualquier administración pública». Según la asociación ultra, también se está «violando el artículo 18 de la Ley Orgánica 11/2017 que regula los derechos y deberes de los miembros de la Guardia Civil».

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos

Por otra parte, la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha achacado el uso de la bandera a la intención del Gobierno «utilizar las administraciones públicas al servicio de su agenda ideológica desde que llegó al poder».

Parece que Abogados Cristianos se crece ante estas fechas, pues ya presentó una querella por prevaricación contra el alcalde de Cádiz, José María González “Kichi” por colgar de la fachada del Ayuntamiento la bandera LGTBI y ha hecho lo propio con el presidente de la Diputación de Valladolid.