Los primeros colegios electorales abrieron hoy en Turquía a las siete de la mañana (04.00 GMT) en 32 provincias orientales para unas muy disputadas elecciones municipales, mientras que en el resto de las 81 provincias del país, la jornada electoral empieza una hora más tarde.

Unos 57 millones de turcos con derecho a voto están llamados a las urnas para decidir a quién entregar el bastón de mando de las alcaldías.

En 30 ciudades, no obstante, la autoridad del consistorio municipal abarca toda la provincia, por lo que la afiliación del alcalde o la alcaldesa tiene un peso considerable en la política nacional.

Esto es especialmente visible en Estambul, ciudad que congrega 10 de los 57 millones de votantes turcos y genera el 30 % del producto interior bruto (PIB) del país.

En las papeletas constan 12 partidos, pero solo cinco de ellos tienen representación parlamentaria, y, de estos, cuatro han optado por presentarse en dos coaliciones enfrentadas.

Por un lado, Justicia y Desarrollo (AKP), el partido islamista que gobierna Turquía desde 2002, se ha aliado con Acción Nacionalista (MHP), la formación clásica de la ultraderecha, para formar la alianza Cumhur (Público).

Por otra parte, el opositor Partido Repúblicano del Pueblo (CHP), socialdemócrata, ha pactado con IYI Parti, una escisión moderada del MHP, y concurre bajo el nombre de Millet (Nación).

Fuera de las alianzas queda el izquierdista y prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP), que solo se presenta en las regiones del sureste, de mayoría kurda, donde es prácticamente hegemónico, pero que ha declarado su respaldo al CHP en las ciudades donde no tiene candidatos.

Las encuestas predicen resultados extremadamente ajustados, con diferencias de apenas un punto porcentual, para Estambul y Ankara, las dos plazas principales del país, donde se enfrentan el AKP y el CHP.

Una derrota del AKP en ambas ciudades, gobernadas por este partido y sus predecesores de la órbita islamista desde los años noventa, podría afectar seriamente a la política nacional de los próximos años.

Las últimas urnas se cerrarán a las 17.00 horas (14.00 GMT), pero no existen sondeos a pie de urna y se espera que la Comisión Electoral vaya publicando los resultados a medida que avance el recuento, con un resultado claro probablemente antes de medianoche.