José Tellez, concejal de Guanyem Badalona, ha resultado absuelto por los hechos que se le imputaban después de haber impedido que una patrulla de la Guardia Urbana de Badalona requisara carteles de la ANC en las vísperas del referéndum del 1-O. El tribunal considera que el material requisado no suponía una llamada al voto que la Fiscalía había ordenado perseguir, sino propaganda política ordinaria y por tanto protegida por la libertad de expresión. En ese contexto, Tellez habría intervenido como mediador para evitar un conflicto entre la policía y los activistas.

Los hechos ocurrieron el pasado 25 de septiembre de 2017 en Badalona. Sobre las 23:30h., una patrulla de la Guardia Urbana de Badalona identificó a cinco personas que estaban colgando carteles con mensajes independentistas como «Hola nou país», «Hola república» u «Hola Europa». Una vez la policía requisó el material, Tellez, entonces teniente de alcaldía, explicó a los agentes la posición del consistorio contraria que la la policía local ejecutara funciones de policía judicial.

El concejal consideró entonces que la polémica podría zanjarse devolviendo los agentes el material incautado, algo a los que los policías se negaron. Fue en ese momento, según la sentencia, cuando Tellez recogió el material bajo su propia responsabilidad y lo entregó a los activistas.

La Fiscalía había pedido seis meses de cárcel e inhabilitación para el edil, por un presunto delito de desobediencia grave a la autoridad, asegurando que había obligado a los agentes a devolver los carteles incautados haciendo valer su condición de teniente de alcaldía. El tribunal, por contra, considera que el regidor actuó de forma «más o menos afortunada» como mediador ante «un conflicto concreto que sucede el día de los hechos en Badalona», que no tiene relevancia penal como muestra que tampoco se haya seguido proceso penal contra los activistas.

La sentencia señala además que había divergencias en la interpretación sobre si la policía local de Badalona actuaba o no como policía judicial. En todo caso, Tellez no había sido requerido por la autoridad judicial a actuar de ninguna forma determinada, por lo que no hubo intención de desobedecer la orden de la Fiscalía. Señala además que el regidor actuó tratando de cerrar lo que le pareció un conflicto, en la misma medida que los agentes lo hicieron entendiendo que se amparaban en las ordenes de la Fiscalía.

Por todo esto, el tribunal concluye que no basta la «notoriedad de la prohibición» del referéndum para considerar que el exteniente de alcaldía de Badalona la desobedeció. Durante el juicio, Tellez explicó que volvería a actuar de la misma forma, al entender que su intervención estuvo destinada a evitar «males mayores».

Deja un comentario