El Juzgado de lo Penal número 2 de Córdoba ha absuelto al hombre que estaba acusado de un delito continuado de maltrato animal, después de que sus perros fallecieran en agosto de 2017 encerrados en su coche aparcado al sol. El día de los hechos la temperatura de exterior era de 43 grados centígrados en la capital cordobesa. De los nueve animales que llevaba, tres fallecieron y el resto estaba agonizando en el interior del coche.

Se da por probado que en la tarde del día 17 de agosto de 2017 el procesado aparcó su coche mientras transportaba a nueve perros de su propiedad. Una vez que estacionó su vehículo, “lo cerró con llave, dejando la ventanilla del conductor abierta, de modo que pudiera entrar algo de aire, si bien no lo suficiente para poder introducir los dedos”, tras lo cual se marchó a realizar una gestión dejando a los animales en su interior, indica Europa Press.

Transcurrido un tiempo, el acusado volvió al lugar donde había aparcado el coche, que se encontraba rodeado de agentes de la Policía Nacional, que trataban de sacar a los animales, habiendo fallecido ya tres de ellos y agonizando el resto. De los animales atendidos, tres tuvieron que ser sacrificados en una clínica y sobrevivió solo una hembra.

La Fiscalía había pedido para el hombre una pena de dos años de prisión, la protectora de animales cordobesa ‘El Arca de Noé’, que recibió la custodia provisional del animal superviviente, una pena de más de diez años de cárcel, y la defensa solicitó la absolución.

El juez ha señalado que “no se ha acreditado que el acusado tuviera intención de causar la muerte de sus propios animales” y agrega que “para condenar a una persona por la comisión de un delito es preciso que la presunción de inocencia quede desvirtuada mediante prueba de cargo suficiente, practicada en el acto del juicio”

El juez asegura que no discute “la conducta gravemente negligente” del acusado, ni tampoco su propia letrada, quien la llegó a calificar como “imperdonable”, pero “en el actual sistema de tipificación de la imprudencia la conducta es atípica”.

Deja un comentario