«Deberían preguntarse: ¿Qué ocurre cuando confinan a un niño? ¿Qué hacen los padres? Alguien tendrá que dar una solución, pero no, esa solución viene de que el abuelo se juegue la vida. No me parece de recibo». Son las palabras del presidente de la Asociación de Abuelos y Abuelas de España, Francisco Muñoz, quien ha advertido de que los abuelos se están «jugando la vida» al cuidar de sus nietos cuando les confinan por un caso positivo de coronavirus en su clase y los padres no pueden dejar su trabajo para atenderlos.

Los padres de los niños son los primeros que impiden que los abuelos se arriesguen a estar con los nietos, para evitar un posible contagio del Covid-19, y al ser los mayores población de riesgo, indica en conversaciones con Europa Press.

Muñoz reconoce que los padres se encuentran con «un problema muy grande» y hay «muchísimos casos» en los que los abuelos sí se están quedando con los nietos «porque no queda otro remedio» y se están «jugando la vida».

Actualmente, no existe una baja laboral remunerada para los padres con hijos en cuarentena que han dado negativo en la prueba PCR y aunque algunos miembros del Gobierno anunciaron que se estaba trabajando en una baja de este tipo, este miércoles, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, indicó que se han dado «un tiempo» para decidir cuál es la mejor forma de abordar esta situación y consultar con los agentes sociales.