Artículo original de Eulixe
Las imágenes del Policía fuera de servicio agrediendo brutalmente a un padre por querer defender a su hija son realmente graves y hablan por sí solas de la impunidad con la que muchos actúan dentro del cuerpo:

Tras hacerse públicas estas grabaciones que muestran la brutal agresión por parte de los policías, un gran número de personas salió a las calles en Linares para mostrar su repulsa hacia estos comportamientos por parte de un cuerpo de funcionarios que en teoría está para defenderlos. La contestación de la Policía ha sido más violencia y brutalidad:

El siguiente vídeo es especialmente indignante, puesto que la Policía comete dos infracciones muy graves. En primer lugar, disparan a un manifestante a bocajarro dejándolo herido en el suelo, y posteriormente se puede observar cómo no solo no lo auxilian, sino que después de un rato lo trasladan sin ningún tipo de precaución:

En el siguiente vídeo se puede apreciar el ensañamiento por parte de los agentes a la hora de realizar una detención. Los golpes repetidos no parecen necesarios para proceder a reducir al sospechoso, sino que se realizan como acto de castigo o justicia ejercida por propia voluntad, lo que está más próximo a la tortura que a un comportamiento profesional:

También se ha hecho viral este fin de semana un vídeo que ha denunciado Javier Maestre a través de Twitter en el que denuncia que su sobrino recibió este sábado un disparo con arma de fuego en una de las cargas. El joven presenta una «herida con entrada y salida con 8 balines y 2 en la otra pierna»:

Según @LiniyaNotario, los policías detenidos este sábado en Linares ya habían protagonizado escenas marcadas por la violencias: «Aquí tenemos otro abuso policial de Linares hace unos meses atrás y casualidad que son los mismos que hoy tambien la han liado…».

Otros casos de este fin de semana

Este fin de semana ha salido a la luz también un vídeo en el que se puede observar cómo un agente golpea a un hombre cuando este le pide el número de placa a las puertas de su vivienda en Jerez de la Frontera (Cádiz):

En Las Palmas de Gran Canaria la Policía Nacional ha abierto una investigación a raíz de la denuncia de un ciudadano en la que se relata cómo dos agentes de la Policía Local que se encontraban de paisano presuntamente agredieron este pasado viernes, tras lanzarles una serie de insultos racistas como “sudaca de mierda” o “moros”, a un grupo de cuatro varones, tres canarios y un argentino, y a otro hombre de origen nepalí en las inmediaciones del parque Santa Catalina. Los funcionarios aseguran que la trifulca se produjo porque los supuestos agredidos no llevaban puestas las mascarillas puestas.

Eulixe

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.380 suscriptores.

close

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.380 suscriptores.

DEJA UNA RESPUESTA