45 días y 45 noches en los que trabajadores de AENA (aún faltaban más de 3 años para la segregación de ENAIRE) se hicieron escuchar, manifestando su oposición a la privatización y trasladando a la sociedad civil su preocupación por las consecuencias que acarrearía el R.D. 13/2010 de Pepe Blanco.

El 9 de febrero de 2011 trabajadores de Madrid-Barajas, reunidos en asamblea, aprobaron por unanimidad una resolución en la que ya se hablaba de expolio y fraude, del mantenimiento de nuestra condición de empleados públicos, de consolidación de temporales. Se ofreció y se recibió apoyo y colaboración de los compañeros de otros centros, que también se estaban organizando en asambleas.

La Asamblea 9F se ganó la complicidad y las firmas de muchos trabajadores y pasajeros que pasaron a mostrar su apoyo por la Acampada que se montó en la T4 el 14 de febrero, otros vinieron de lejos a golpe de pedal demostrando su compromiso en la lucha contra la privatización, se sumaron al movimiento Asociaciones Profesionales y Colectivos.

No, los de la CES no.

No, esos mientras recibían el apoyo de la Asamblea 9F a sus acciones de protesta, difundían comunicados deslegitimando a los trabajadores en lucha y negociaban paralelamente con la empresa, como siempre de forma opaca, un acuerdo de garantías que solo les ha garantizado a ellos sus poltronas y la paz social a la empresa.

La empresa y los mayoritarios ganaron el referéndum, se aprobó el acuerdo de garantías. Los trabajadores perdimos. Se levantó el campamento 45 días antes de que surgiera ese otro mucho más conocido de los indignados en la Puerta del Sol y 45 meses antes de que la campana de la bolsa sonora a difuntos por AENA.

Han pasado siete años desde aquel 9 de febrero 2011, en los que hemos tenido que ir constatando, no sólo lo que se vaticinaba desde la Asamblea 9 F, sino que lo que era el futuro nos ha dejado un panorama mucho peor:

La segregación de ENAIRE y Aena es un hecho

-La privatización de Aena es un hecho

-Ya no es que siga existiendo la precariedad injustificada, sino que sigue creciendo

-La situación de la temporalidad ha empeorado y hemos visto a muchos compañeros de entonces en la calle

-La externalización aumenta

-La represión sindical selectiva ya no llama la atención a nadie

-Les parece poco declarar las huelgas ilegales una vez producidas, ahora en los aeropuertos ya son ilegales antes de producirse.

-¿Plantillas mínimas? ERE

-No se cerrarán aeropuertos. Ironías de la vida, el primero va a ser el más grande de los tres en los que no hubo ningún voto en contra del acuerdo de garantías.

ACAMPADA 9F. Su espíritu de lucha hoy sigue siendo tan necesario como lo fue ayer.

 

CONCENTRACIÓN frente al CONGRESO

14 de febrero de 2018, (miercoles)

entre las 11:30 y las 13:00 horas,

Plaza de las Cortes, 28014 Madrid

  • Por la erradicación de la temporalidad. Contra la precarización creciente de las condiciones de trabajo en los Aeropuertos.

  • Por el uso público del Aeropuerto de San Javier y la garantía en el empleo de sus trabajadores.

  • Por la recuperación de la calidad y la seguridad. Contra la precariedad laboral, el abaratamiento y el deterioro del servicio en los Aeropuertos, Aena, y el Sector Aéreo.

  • Por la gestión del Sector Aéreo, de Aena, y los Aeropuerto en interés y beneficio general. Por lo público y lo común y contra su privatización y expolio, y contra las maniobras y planes especulativos que perjudican a trabajadores y usuarios.

Deja un comentario