Las personas en riesgo de inseguridad alimentaria en el Sahel ascienden ya a más de 29 millones, el triple que hace dos años, y las previsiones son aún más aciagas para los meses venideros, lo que anticipa una «crisis humana» que, según Acción contra el Hambre, requiere de una actuación urgente por parte de la comunidad internacional.

La llegada este mes de la tradicionalmente conocida como ‘estación del hambre’ –el tiempo que va entre el agotamiento de las reservas y el inicio de la cosecha– amenaza la supervivencia de miles de personas, teniendo en cuenta que hay más de 13 millones de personas con una grave inseguridad alimentaria. Sin ayuda, según la ONG, «más de 1,6 millones de niños gravemente desnutridos no recibirán tratamiento.

Las organizaciones humanitarias estiman que 811.000 personas necesitan una acción inmediata –casi ocho veces más que en 2019– y el representante regional de ACH, Mamadou Diop, anticipa que la carestía que se avecina este año es «mucho más grave». «Las poblaciones llegan a este periodo ya muy debilitadas física y mentalmente, porque no tuvieron las consultas y los seguimientos médicos necesarios» ha advertido en un comunicado.

La pandemia de COVID-19 ha contribuido a empeorar el contexto general de la zona, lastrada también por la inseguridad en la práctica totalidad de los países del Sahel, donde hay 5,3 millones de personas fuera de sus hogares, teniendo en cuenta los datos de refugiados y de desplazados internos.

«La respuesta a la COVID-19 se ha producido a expensas de otras coberturas necesarias como, por ejemplo, la malaria y el sarampión, y el temor y las creencias de poblaciones afectan campañas de vacunación clásicas como la BCG o la polio», ha apuntado Mamadou.

En este sentido, la responsable geográfica del Sahel en Acción contra el Hambre, Paloma Martín de Miguel, se ha preguntado «cómo las familias pueden prepararse para el periodo de carestía cuando los meses anteriores han estado marcados por una subida constante del precio de los alimentos básicos». Los costes ya superarían en más de un 10 por ciento la media de los últimos años.

Región de Tahoua, en Níger

DEJA UNA RESPUESTA