Mientras miles de nicaragüenses huyen de la violencia, la Agencia para los refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR) ha pedido solidaridad internacional y apoyo a Costa Rica y el resto de los países que albergan a los desplazados del país centroamericano.

Así se ha disparado el número de nicaragüenses que piden asilo en la vecina Costa Rica, lo que ha desbordado a sus autoridades migratorias, explicó William Spindler, portavoz de la agencia.

Actualmente, un promedio de 200 solicitudes de asilo se presenta diariamente en Costa Rica. De acuerdo con las autoridades del país, cerca de 8000 peticiones de asilo de ciudadanos nicaragüenses han sido registradas desde abril, y unos 15.000 más tienen cita para su registrarse más adelante, ya que la capacidad del país para procesarlas está desbordada”, acotó Spindler.

De acuerdo con Spindler, muchos de los ciudadanos de Nicaragua que abandonan su país son acogidos por las entre 100.000 y 150.000 familias nicaragüenses que ya viven en Costa Rica y que ofrecen una “red de seguridad inicial“.

La Agencia para los Refugiados estima que con su apoyo los servicios de inmigración costarricense podrían aumentar su capacidad de procesamiento de 200 solicitudes diarias a por lo menos 500.

ACNUR está fortaleciendo su presencia en la región fronteriza del norte de Costa Rica y, junto con el Gobierno costarricense, otros organismos de las Naciones Unidas y las ONG que colaboran con ellos, están preparando su capacidad de respuesta para proporcionar protección y asistencia inmediata a miles de refugiados y solicitantes de asilo nicaragüenses, tanto en la región norte como en el área metropolitana de la capital, San José.

Si bien Costa Rica ha recibido la mayoría de las solicitudes de asilo, el número de nicaragüenses buscando asilo también ha subido en Panamá, México y Estados Unidos. ACNUR dijo que el alza llegó a su punto más alto en junio.

Deja un comentario