La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, ha hecho un llamamiento a los Estados miembros de la Unión Europea para que se ofrezcan a reubicar a unas 150 personas rescatadas que permanecen a bordo del buque de la guardia costera italiana ‘Diciotti’. El barco está atracado en el puerto siciliano de Catania desde el 20 de agosto

A lo largo de la historia, Europa ha reconocido una obligación moral y legal fundamental de ayudar a las personas que huyen de la guerra, la violencia y la persecución“, dijo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi. “Ha llegado el momento de poner fin al ida y vuelta que ha visto a los países compitiendo en una carrera de fondo sobre quién puede asumir la menor responsabilidad por las personas rescatadas en el mar. Es peligroso e inmoral poner en peligro la vida de los refugiados y solicitantes de asilo mientras los Estados se involucran en una lucha política contra las soluciones a largo plazo“.

ACNUR elogia a los Estados europeos que se han ofrecido para recibir a las personas rescatadas del mar Mediterráneo, lo que ha resaltado los beneficios de un enfoque de colaboración. Sin embargo, indican que “nos preocupan las consecuencias potenciales de un enfoque continuo ‘ad-hoc’“, han indicado desde ACNUR.

En junio, una conclusión de la Cumbre del Consejo Europeo fue: “En territorio de la UE, los que se salvan, de acuerdo con el derecho internacional, deberían hacerse cargo, sobre la base de un esfuerzo compartido“.

Por lo tanto, el ACNUR continúa “alentando firmemente los arreglos establecidos y predecibles en la región mediterránea para el desembarco de personas rescatadas en el mar e insta a los Estados a acelerar rápidamente los esfuerzos para establecer un acuerdo de este tipo para abordar este tipo de situación“.

Ya en 2018, más de 1.600 personas han perdido la vida tratando de llegar a las costas europeas, a pesar de que la cantidad de personas que intentan cruzar se redujo significativamente en comparación con años anteriores.

Mientras continúen estas discusiones, las personas que puedan necesitar protección internacional no deberían quedar atrapadas en la vorágine de la política. Merecen ser tratados con dignidad. ACNUR está dispuesto a “ayudar a los Estados a desarrollar un enfoque que, en esencia, rescata vidas en peligro en el mar y aborda las causas fundamentales que impulsan el desplazamiento forzado“.

Deja un comentario