ACNUR insta a los Estados a apoyar una respuesta más justa para las crisis de refugiados

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, hizo hoy un llamado a los Estados Miembro de la ONU para que den su respaldo al nuevo Pacto Mundial sobre Refugiados, el cual da un lugar central a la dignidad, los derechos y las aspiraciones de las personas refugiadas y las comunidades que les acogen.

Al presentar su informe anual y el Pacto al Tercer Comité de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, Grandi dijo que el multilateralismo está manteniendo su fuerza en medio de mucha adversidad, sin embargo, necesita reforzarse.

“Las personas refugiadas son de interés internacional, y una responsabilidad compartida”, dijo Grandi. “En el Pacto, por primera vez contaremos con un modelo práctico y factible, una serie de herramientas que llevan estos principios a la acción”.

Grandi expresó su preocupación  por la frecuencia con la que las personas refugiadas son objeto de ataques de las agendas políticas divisorias y de la política regional e internacional.

“Debemos encontrar una forma de deshacernos de esas políticas, y devolver la atención a lo que realmente importa, la dignidad, los derechos y la humanidad compartida”, añadió Grandi.

Hace dos años, la Asamblea General encomendó al ACNUR hacer consultas a los Estados Miembro de la ONU y otras partes interesadas para desarrollar un nuevo pacto sobre Refugiados, conocido como el Pacto Mundial sobre Refugiados, y proponerlo como parte de su informe anual al Órgano internacional, como lo hizo Grandi el día de hoy.

“En el Pacto, por primera vez contaremos con un modelo práctico y factible, una serie de herramientas que llevan estos principios a la acción”.

“Si a las personas refugiadas se les da la oportunidad, son también catalizadoras de humanidad, solidaridad y de un propósito de humanidad compartido, en otras palabras, de todo lo que nos une y nos hace más fuertes para enfrentar los desafíos mundiales”, dijo Grandi.

Las crisis en todos los continentes han llevado la cifra de desplazados por la fuerza a 68,5 millones de personas, incluidos más de 25,4 millones de refugiados, señaló Grandi en su discurso ante el comité de la ONU.

Las soluciones políticas siguen estando en gran medida fuera de alcance, mientras que la convergencia del conflicto con otros factores como el cambio climático, la pobreza y la desigualdad han provocado flujos complejos de población, que son difíciles de abordar.

Grandi también señaló que si bien hay muchos ejemplos alarmantes, en los que los refugiados y los solicitantes de asilo son rechazados, hay innumerables comunidades locales en todo el mundo, a menudo en zonas remotas y fronterizas, que siguen ofreciendo protección y apoyo a los refugiados a pesar de sus propias limitaciones, impulsados por la compasión y los valores humanos fundamentales.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi (centro), presentó un nuevo Pacto Mundial sobre Refugiados en la Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York el 31 de octubre de 2018.   © ONU Photo / Manuel Elias

En muchos de estos lugares, se está arraigando una nueva respuesta integral para los refugiados.

“Las décadas de mantener a los refugiados separados, confinados en campamentos o al margen de la sociedad están dando paso a un enfoque fundamentalmente diferente, que incluye a los refugiados en los sistemas nacionales, las sociedades y las economías de sus países de acogida hasta el momento en que sea necesario, y les permite contribuir a sus nuevas comunidades y asegurar sus propios futuros, en espera de una solución a su difícil situación”, dijo Grandi, señalando que el Pacto Mundial comenzó con la generosidad de estas comunidades.

Grandi instó a los Estados Miembro a que se comprometan colectivamente a que el pacto reciba un fuerte apoyo y a que ayuden con su implementación.

Recordando el coraje, la resiliencia y la determinación de muchas personas desplazadas que había conocido durante el año pasado en Kenia, Siria, Irán y Colombia, entre otros países, Grandi espera que este sea un momento para mirar hacia atrás.

“Dependerá de todos nosotros hacer que funcione; para garantizar que su promesa se convierta en una realidad para los millones de refugiados y personas desplazadas en todo el mundo que cuentan con nosotros “.

“Un momento en el que personas prácticas se unieron para trazar un rumbo diferente hacia una respuesta mejor, más justa y más equitativa a las crisis de refugiados, protegidas de los caprichos de la política, adaptadas a nuestro desafiante mundo”.

“Dependerá de todos nosotros hacer que funcione”, concluyó. Para asegurar que su promesa se convierta en una realidad para ellos y para los millones de personas refugiadas y desplazadas en todo el mundo que cuentan con nosotros”.

Se espera que el Pacto Mundial sobre Refugiados sea validado por la Asamblea General de la ONU a fines de 2018.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario