Actúa quiere endurecer las penas por financiación ilegal, enriquecimiento ilícito, fraude y evasión fiscal como medidas anti corrupción

Una línea caliente para alertadores, un plan de riesgo de corrupción en la administración, bloquear las puertas giratorias, establecer un código ético para los cargos públicos o crear un registro de lobbies son otras de las propuestas de Actúa contra la corrupción y por la regeneración democrática.

Para Actúa, la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción siguen siendo asignaturas pendientes en nuestro país. Desde la moción de censura que acabó con el Gobierno de Mariano Rajoy, cuyo partido estaba enfangado en múltiples casos de corrupción (la mayoría en procesos judiciales aún hoy), no se han tomado medidas para que la ciudadanía desafecta vuelva a confiar en la política como servicio público. El debate de anoche también puso de manifiesto que la corrupción no es una preocupación de los partidos con más intención de voto. Para Actúa es un elemento central a combatir.

En este sentido, Actúa aboga por la regeneración democrática de las
instituciones y la defensa de lo público, potenciando la prevención y
lucha contra el fraude y la corrupción, así como la protección de
alertadores
.

Gaspar Llamazares, candidato de Actúa a la Presidencia del Gobierno, ha señalado algunas de las medidas del partido para prevenir y combatir la corrupción en el seno de la política: “Actúa quiere bloquear las puertas giratorias, elevando a 5 años la prohibición de empleo de ex cargos públicos en empresas a las que hayan beneficiado con su gestión. Asimismo, consideramos necesario crear un registro de lobbies o grupos de interés como requisito imprescindible para concertar reuniones o encuentros de todo tipo con cargos públicos. Se debe adjuntar a los informes del trámite parlamentario la correspondiente ‘huella legislativa’, es decir, una lista indicativa de los representantes de los grupos de interés consultados y cuya participación ha sido significativa durante la preparación del informe”.

Pero además, Actúa promueve, como ha añadido Llamazares, “un código ético y deontológico para los cargos públicos, con la obligación de presentar anualmente por registro una declaración de bienes patrimoniales, intereses y actividades profesionales como condición previa a la entrega de su acta de posesión y otra al término de su mandato”. A falta de justificación de un incremento notable de patrimonio, la institución correspondiente lo pondrá en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción. Relacionado con lo anterior, consideramos fundamental la inclusión en el Código Penal del delito de enriquecimiento ilícito de cargo público.

Otras de las medidas que promueve Actúa son:

  • La creación de un Registro de Denuncias de indicios de corrupción y fraude que sea garantista para el alertador, incentivando a los/as empleados/as públicos/as que denuncien malas prácticas e indicios de corrupción y garantizando su inmunidad, justicia gratuita y el resarcimiento de las represalias a las que pudieran estar expuestos, con la posibilidad de presentar denuncias anónimas.
  • La rebaja del umbral de 500.000 euros a 150.000 para el delito de financiación ilegal de partidos políticos.
  • Principio riguroso de mérito y capacidad en el nombramiento y promoción en los organismos e instituciones de control.
  • Propuesta de creación en la Fiscalía del Tribunal Europeo de Justicia de una Sala de persecución de los delitos contra el derecho humano al medio ambiente.
  • Bajar a 50.000 euros la cantidad defraudada para que se considere delito de fraude fiscal y endurecimiento de las penas en caso de evasión.

Deja un comentario