Borrador automático

Save the Children se ha dirigido por carta tanto al Ministerio del Interior, como al Gobierno de la Comunidad de Madrid y al Defensor del Pueblo para trasladar su preocupación tras la reanudación del pacto entre España y Marruecos para retornar a menores migrantes no acompañados; acuerdo firmado en 2013 entre ambos países, pero que no había sido aplicado hasta ahora. Una delegación marroquí se encuentra en España para identificar e iniciar los trámites del procedimiento de repatriación de 23 menores tutelados por la Comunidad de Madrid.

La organización lamenta que en lugar de una reforma profunda del sistema de protección e integración o un desarrollo de otras soluciones duraderas como la reagrupación familiar en terceros países de Europa o con familia extensa en otras comunidades autónomas, el Gobierno haya optado por reactivar un acuerdo que presenta graves riesgos para los derechos de estos niños y adolescentes marroquíes.

Save the Children pide que, según las respectivas responsabilidades de Interior y del Gobierno de la Comunidad de Madrid, no se materialicen las deportaciones de menores no acompañados a Marruecos cuando el proceso no se haya realizado con todas las garantías legales, no se hayan tomado en cuenta todas las circunstancias del menor, no existan todas las garantías de seguridad y bienestar de los menores en su país de origen y cuando se intente hacer en contra de su voluntad o sin ser escuchada su opinión. La organización insiste en que las administraciones deben poner todos los medios necesarios para escuchar de forma efectiva al menor. Esto implica garantizar que cuenta con información suficiente y con asistencia letrada, así como que se contemple su derecho a negarse. En cualquier caso, este procedimiento no podrá nunca aplicarse en aquellos casos en los que el menor pueda ser solicitante de asilo ya que prevalece el principio de no devolución.

“Las distintas administraciones deben velar por el interés superior del menor, por su seguridad y bienestar. Un menor no acompañado se encuentra en una situación de especial vulnerabilidad, requiere atención especializada y un seguimiento de su evolución para evitar, en la medida de lo posible, que llegue a la edad adulta con una vida rota”, explica Ana Sastre, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children. “Si se vieron en la necesidad de huir solos de sus lugares de origen, retornarlos sin garantizar que las condiciones de origen son verdaderamente seguras puede exponerles a situaciones altamente perjudiciales”, añade.

La organización recuerda que todos los Estados están obligados a atender de manera individualizada las circunstancias que han llevado a cada persona a intentar entrar en su territorio, prestando particular atención si se trata de un perfil que necesita protección, como un niño no acompañado. En todas las circunstancias se debe facilitar acceso a asistencia legal y a un intérprete y, en el caso de los menores no acompañados, identificar lo antes posible sus necesidades de protección, particularmente en la frontera, al correr el riesgo de ser devueltos. Posteriormente, las administraciones competentes deben velar por los derechos de los menores no acompañados, cuya tutela ejercen ante la ausencia de una persona adulta.

Una vez en el sistema de protección, las administraciones deben ofrecer al menor la solución duradera que mejor responda a su interés superior. La repatriación familiar puede ser una de estas soluciones a tomar en consideración siempre y cuando cumpla con todos los requisitos legales, procedimentales y nunca se haga en contra de la voluntad de los menores. Sin embargo, la organización considera que no se han activado iniciativas suficientes que faciliten la adopción de las demás soluciones.
Save the Children trabaja, en coordinación con otras organizaciones y las administraciones públicas, en Melilla, Andalucía o Cataluña atendiendo a la infancia migrante más vulnerable. La organización centra sus esfuerzos en los niños y las niñas que viajan solos, en los que son víctimas de abusos o de trata y en los que huyen de guerras y otras situaciones extremas.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

1 Comentario

  1. Los menas no reciben rgi o parecido,
    y si estan acac suele ser mayormente pqe su madre qedó viuda o
    fue repudiada por contestona o «fea»
    y al tener qe necesariamente casarse pa sobrevivir ,
    el nuevo marido desprecia a ls varones normalmente y a ls hijas ls coge d «criadas»…

Deja un comentario