La compañía responsable de la construcción del puente peatonal de Miami que se cayó en 2018 y mató a seis personas logró un acuerdo con las aseguradoras para poder pagar más de 42 millones de dólares a las víctimas, informan este jueves medios locales.

La firma Magnum Construction Managemnt, antes conocida como Munilla Construction Management (MCM), y que a comienzos de este año se declaró en bancarrota, ha logrado este acuerdo que supone un paso adelante en los litigios entablados por las familias de las seis víctimas mortales y de los sobrevivientes por el sucesos ocurrido el 15 de marzo del año pasado.

Ese día, seis personas, incluido un trabajador de la construcción, murieron y otras ocho resultaron heridas a causa del desplome del puente en el que se empleaba un método de «acelerada construcción».

El puente peatonal prefabricado de 174 pies (53 metros) de largo se desplomó a plena luz sobre la Calle Ocho, una de las principales vías de Miami.

Su propósito era que los alumnos de la Universidad Internacional de Miami (FIU, en inglés) pudieran acceder de manera más segura al campus.

Según recoge el diario Miami Herald, Alan Goldfarb, abogado de la familia de Alexa Durán, una estudiante de ese centro de estudios que perdió la vida en el suceso, mostró su anhelo de que el acuerdo, que fue ingresado en una corte federal el pasado 30 de abril y aun debe ser aprobado por un juez, permita cerrar el caso.

«Es terrible por lo que están pasando (los familiares), el proceso judicial se ha convertido en un segundo castigo», agregó.

En noviembre pasado, la agencia federal estadounidense encargada de investigar los accidentes de transporte, NTSB, y que aun tiene pendiente de emitir su informe final, señaló que el puente en construcción que se derrumbó tenía «errores de diseño».

El hecho ha motivado varias otras demandas entabladas por las víctimas contra firmas e instituciones implicadas en la obra.

El senador republicano por Florida Marco Rubio, que impartió clases en la FIU, señaló en un comunicado con motivo del primer aniversario del suceso que esta «tragedia ha dejado una marca imborrable» en la universidad y en la comunidad del sur de Florida.

La FIU «era más que una institución académica para mí, era mi hogar», señaló Rubio, quien aseguró que su oficina «continuará examinando de cerca la investigación» del colapso del puente por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) de Estados Unidos.

Fuente


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario