Dicho acuerdo pone coto al uso abusivo e injustificado en las empresas auxiliares de medidas como el uso de días de regulación de empleo, vacaciones impuestas unilateralmente o aplicación de descansos compensatorios que se venía aplicando antes del inicio del conflicto.

CCOO, consigue de esta forma, que el sector auxiliar no se convierta en un campo de desregulación de derechos para sus trabajadores.

A falta de ser ratificado por cuestiones de tipo técnico por dos de las empresas, el resto, hasta un total de 10, han suscrito lo tres puntos de los se compone.Se recogen en este acuerdo las principales reivindicaciones de CCOO, como son el que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo pactados en cada empresa, sólo podrán ser utilizados para los fines acordados en cada una de ellas y siempre después de ser sometido su uso a la correspondiente comisión de seguimiento.

Asimismo, en aquellas empresas que no tengan acordado un expediente, será necesario reunir o informar a la representación legal de los trabajadores antes de tomar cualquier tipo de medida de las que de forma unilateral se habían aplicado de cara a buscar un acuerdo con dicha representación legal.Y lo más importante para CCOO, antes de aplicar cualquier tipo de medida, será requisito obligatorio que se constate una falta de pedidos que implique una bajada de actividad o parada de la instalación.

CCOO quiere poner en valor el apoyo que el conjunto de la plantilla ha dado a las movilizaciones convocadas, que han dado como fruto un acuerdo para que los trabajadores del sector auxiliar puedan ser tratados con equidad respecto al resto de trabajadores de la siderurgia asturiana.

Para CCOO el sector auxiliar dentro de ArcelorMittal es un elemento fundamental que hacen posible los excelentes resultados de la siderurgia asturiana y por tanto CCOO va a seguir defendiendo los derechos de sus trabajadores y trabajadoras ante cualquier tipo de situación que vaya contra sus intereses.