A principios de febrero nos encontrábamos con la noticia de que un hombre con cáncer terminal en A Coruña pedía ayuda para encontrar un nuevo hogar para sus dos perros, Tango y Rex, para evitar que acabasen en una perrera o sacrificados.

Esta noticia movilizaba a los usuarios que no han cesado de compartir este llamamiento por redes sociales. También la plataforma SOS Abuelos, que se encarga de buscar hogar para las mascotas de ancianos que ya no se pueden hacer cargo de ellos, se volcaba con el caso difundiendo la petición a través de las redes sociales e indicaba que los perros de 7 y 8 años son de la raza pastor alemán, dóciles y tienen el chip identificativo y todas las vacunas puestas.

Las cifras de abandono de mascotas siguen aumentando año tras año. El futuro de muchos animales está en protectoras y asociaciones que en muchas ocasiones están desbordadas. Algunos animales son, en ocasiones, sacrificados y eso es justo lo que quiere evitar el protagonista de esta historia, empeñado hasta el final en que sus fieles perros tengan una segunda oportunidad en otro hogar.

Una vez más, las redes sociales han actuado como el altavoz perfecto para intentar buscar un final feliz a una triste historia y el mensaje ha surtido efecto, gracias a la solidaridad de la gente los canes ya tienen nueva familia. Tango y Rex han sido adoptados por una pareja y permanecerán en Galicia, según fuentes cercanas al dueño.

Ahora el dueño, que lleva más de dos semanas ingresado en el hospital oncológico, permanece tranquilo sabiendo que sus mejores amigos estarán bien atendidos en su nuevo hogar, donde se les dará el cariño que él no puede darles.