Mercadona anunció la semana pasada la instalación en sus tiendas de un sistema tecnológico especializado en reconocimiento facial, provisto por la empresa israelí AnyVision. Esta tecnología será usada por la cadena de supermercados, en principio, para detectar a personas con sentencia firme y medida cautelar de orden de alejamiento del establecimiento dictada por un juzgado.

Este sistema permite detectar la infracción y, tras contrastar que se trata de esta persona, se notifica a las fuerzas y cuerpos de seguridad, responsables de hacer cumplir la medida en vigor adoptada por el juzgado correspondiente. Desde la empresa señalan que esta tecnología no guarda ningún tipo de información adicional, ya que elimina la información en su totalidad en 0,3 segundos, que es la duración de todo ese proceso.

Investigado por AEPD

Ahora, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha confirmado a Business Insider España la apertura de una «investigación de oficio» contra la cadena de supermercados por la instalación de estas cámaras. Por el momento, el procedimiento se encuentra en fase de actuaciones previas, por lo que el organismo de control español no puede dar más detalles sobre el mismo. 

Mercadona asegura que, «por seguridad», no pueden explicar si cuentan con una base de datos con las características faciales de los que tengan una orden de alejamiento activa. Tampoco confirma si esta tecnología se implantará en la totalidad de sus tiendas, aunque sí reconoce que los que tengan orden de alejamiento no podrán solicitar que se retiren sus datos biométricos mientras la medida judicial esté en vigor. 

Una polémica tecnología

El periodista Javier Salas creó un hilo informativo en Twitter criticando la situación de invasión de privacidad escudada en la justicia. «Ahora es para evitar que entren quienes han robado, pero todos sabemos que esta puerta, si se abre, no se vuelve a cerrar», señala.

«Está mal a tantos niveles que parece de broma. Los sistemas de reconocimiento facial son un abuso, son ineficientes, son peligrosos. En Mercadona. Encima te cuentan la película de que todo se borra en 0,3 segundos y nos tenemos que quedar contentos», señala Salas.

Indica el periodista que por culpa de esa tecnología «ya están ARRESTANDO a gente por error, señalada por estos sistemas de reconocimiento facial, porque se equivocan y mucho».

También el profesor, abogado y consultor Borja Adsuara Varela criticaba esta situación, lanzando dos preguntas: «¿Cuántas personas hay con sentencia firme y medida cautelar de orden de alejamiento en vigor (del establecimiento de Mercadona o de alguno de sus trabajadores) para que compense la inversión en este sistema y la captación de la imagen de todos los clientes? ¿Es proporcionado?»

El también abogado y docente Alfonso Pacheco Cifuentes señaló por su parte que la Agencia Española de Protección de Datos señala que la práctica que quiere llevar a cabo Mercadona no es correcta.

Imagen

Asimismo, Pacheco Cifuentes indica que esta práctica «constituye una infracción grave, tipificada en el artículo 44.3.c de la LOPD 1999, imponiendo una sanción de 50.000.-€».

Imagen