El portavoz de Ciudadanos (Cs) en la Asamblea de Madrid y candidato del partido a la Presidencia regional, Ignacio Aguado, ha afirmado este lunes que la legislatura que finaliza «ha merecido la pena» y ha sido «fructífera» para su grupo parlamentario, que con 17 diputados ha tenido «un rendimiento muy alto» del que Aguado se siente «orgulloso».

En una rueda de prensa en la que ha hecho balance de la legislatura, el diputado ha atribuido a Cs los logros de «poner fin a la impunidad política» y haber devuelto a la Cámara regional «el protagonismo que no tenía», ya que, ha apuntado, durante las mayorías absolutas del PP la Asamblea era «una especie de teatro» donde las leyes llegaban «hechas de la Puerta del Sol».

Aguado ha afirmado que Cs podría «haber bloqueado» la investidura de Cristina Cifuentes como presidenta en 2015, al tener «capacidad» para ir a una segunda convocatoria electoral, pero que decidió no hacerlo por «respeto a los votantes».

Y ha afirmado que gracias a las exigencias incluidas en ese pacto de investidura se forzaron las dimisiones de hasta cinco miembros del Gobierno autonómico, entre ellos la propia Cifuentes.

Así, ha apuntado el portavoz, se consiguió generar «certidumbre» e «impulsar reformas», entre ellas doce leyes propuestas por Ciudadanos, que han sancionado medidas como la gratuidad de libros de texto, el reconocimiento de las profesiones deportivas, la coordinación de policías locales.

Además, Ciudadanos ha presentado 142 proposiciones no de ley de las que «alrededor del 80 %» salieron adelante.

Aguado también ha reivindicado los cuatro presupuestos que Cs ha «condicionado» y «apoyado» en esta legislatura, y ha señalado: «Hemos conseguido que el presupuesto de la Comunidad de Madrid aumente y que, además, se destine adonde hay que destinarlo».

No obstante, a Cs le han quedado «muchas cosas en el tintero», entre ellas las medidas de «regeneración democrática» que propuso sin éxito, como la limitación de mandatos de los presidentes autonómicos a ocho años o la prohibición de que los alcaldes puedan ejercer simultáneamente como diputados.

Tampoco logró aprobar la creación del «defensor del denunciante de corrupción política en la administración», que Aguado ha prometido que pondrá en marcha, si alcanza la presidencia regional, en sus primeros cien días en el cargo.