El secretario general de CCOO de Industria ha querido sumarse esta mañana a la asamblea de delegados y delegadas del Baix Llobregat, un acto que forma parte del calendario de asambleas que el sindicato organiza en Catalunya para calentar motores en las semanas previas al 1º de Mayo. Quienes tomaron la palabra recordaron que ese día hay que llenar las calles de trabajadores y trabajadoras que exijan al Gobierno que salga de las urnas que aborde con urgencia la agenda social.

“CCOO somos gente que nos organizamos colectivamente para mejorar las cosas, que nos organizamos con nuestra gente, la gente trabajadora, en los barrios y en las empresas”. Esa es una de las frases que pronunció esta mañana el secretario general de CCOO de Industria a lo largo de su intervención, ante un nutrido número de delegados y delegadas en la sede del sindicato en Cornellá (Barcelona).

Además, Agustín Martín recordó el sindicato no está solo para resolver problemas. Apuntó que hay que imponerse al sistema individualista y organizarse colectivamente para mejorar las condiciones sociales y laborales. “Si estamos unidos, dijo, los resultados serán mejores”. Además señaló que, en una época de cambios, “es importante que el sindicato también se transforme y refuerce sus elementos ideológicos”.

1º de Mayo post electoral

En el marco de la celebración del 1º de Mayo, CCOO d’Indústria de Catalunya ha iniciado un proceso de asambleas de delegados y delegadas para reafirmar la voluntad del sindicato de convertir este día en una jornada de reivindicación social y de defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

Este 1º de Mayo será, además, la primera lectura política que se hará de los resultados de las elecciones generales del 28 de abril. Una lectura hecha por el movimiento sindical, en la calle, que debe significar un clamor importante de nuestra reivindicación principal: la lucha contra la precariedad y por la igualdad.

Medidas como la ultractividad de los convenios colectivos, la prevalencia de los convenios sectoriales sobre los convenios de empresa, la modificación del artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores para que garantice las condiciones de trabajo en el caso de subcontrataciones, la derogación de la reforma de las pensiones del Partido Popular de 2013, y un acuerdo del sistema público de pensiones para garantizar la sostenibilidad, son algunas de las principales reivindicaciones sindicales a las que hay que dar voz en la calle. El 1º de Mayo ha de servir para eso.