La adolescente palestina Ahed Tamimi, condenada a ocho meses de cárcel por golpear a dos soldados israelíes, está siendo víctima de acoso sexual durante los interrogatorios que está sufriendo en la prisión militar de Ofer (Cisjordania ocupada), informó hoy la organización Palestinalibre org. que tiene corresponsales en la zona.

La fuente agregó que su abogada, la judía mexicana Gaby Lasky, ha presentado una denuncia ante el fiscal militar israelí por “los acosos sexuales y verbales” que está sufriendo su defendida, de 17 años, desde que se acordó su encarcelamiento durante un periodo de ocho meses, hasta el próximo agosto.

Gaby Lasky ha señalado, además, que cuando Ahed Tamimi, símbolo de la resistencia palestina, es interrogada, los cancerberos le recuerdan que de “su actitud depende la libertad de su familia”.

La detención de Ahed, en una celda de castigo con una vídeo cámara apuntándola las 24 horas del día, coincide con las protestas que se desarrollan estos días en la frontera de Gaza con Israel, y que de momento se han saldado con la muerte de 19 palestinos y unos 1500 heridos.

Desde que Ahed Tamimi fue detenida el pasado 19 de diciembre, vive prácticamente aislada del exterior. Sólo su abogada, Gaby Lasky, ha podido hablar con ella bajo estricto control policial.

Ahed encabeza las protestas contra el apartheid y la limpieza étnica desde que tiene doce años. El 26 de diciembre de 2012, cuando tenía trece años de edad, recibió en Estambul (Turquía) el prestigioso Premio al Valor Handala (Handala Courage Award) por la valentía demostrada en su lucha contra la ocupación sionista.

A esta chica de ojos azules y cabellos rizados le encanta jugar al fútbol y sueña con ser abogada para defender a su familia y a su pueblo. En la cárcel está estudiando las pruebas de acceso a la universidad para matricularse en la carrera de Derecho cuando sea puesta en libertad.

Actualmente es considerada por Israel como su “peor enemigo” ya que se ha convertido en un símbolo internacional de la lucha de la mujer en frentes que hasta hace poco tiempo eran cotos exclusivos del hombre.

 

 

mm
Retrato de Javier Cortines realizado por el pintor Eduardo Anievas. Este escriba es el autor de la trilogía "El Robot que amaba a Platón", obra que no gusta nada a las editoriales consagradas al dios tragaperras por su espíritu transgresor y que se puede leer gratis en su blog: Nilo Homérico, en cuya portada se puede escuchar, además, la canción de Luis Eduardo Aute "Hafa Café".

Deja un comentario