La organización Amnistía Internacional (AI) ha pedido hoy a las autoridades militares de Sudán, que apartaron hoy de la presidencia a Omar al Bashir, que respeten los derechos de los ciudadanos, tras el anuncio de una serie de medidas excepcionales por parte del Ejército.

El secretario general de AI, Kumi Naidoo, ha expresado en un comunicado su preocupación por esas medidas, como la suspensión de la Constitución de 2005, el establecimiento del estado de emergencia durante tres meses y de un toque de queda de un mes, que estará en vigor desde las 22.00 hasta las 04.00 hora local.

«Las autoridades militares de Sudán deben garantizar que las leyes de emergencia no son empleadas para socavar los derechos del pueblo. En su lugar, deben relegar la historia de asalto a los derechos humanos que marcó los 30 años de Al Bashir en el poder», ha señalado Naidoo.

Asimismo, ha remachado que «las autoridades transitorias deben tomar todas las medidas necesarias para facilitar un traspaso pacífico del poder en Sudán. Esto significa el respeto de los derechos a la libertad de expresión y asamblea, y en definitiva poner fin a una era de derramamiento de sangre y opresión en Sudán».

Además, AI ha recordado que Al Bashir está buscado por la Corte Penal Internacional de La Haya, que emitió una orden de detención contra él en 2009 por crímenes de lesa humanidad y de guerra.

«Las autoridades sudanesas deben entregar a Al Bashir y a otros tres (acusados) a la CPI para que las víctimas de estos crímenes innombrables vean que se hace justicia», ha insistido Naidoo.

También ha pedido a los nuevos dirigentes del país que garanticen que se haga justicia a nivel local por los crímenes cometidos en las pasadas tres décadas y que los culpables sean sometidos a juicios justos.

Deja un comentario