La diputada de En Comú Podem, Aina Vidal, ha regresado al Congreso de los Diputados para asistir a la moción de censura de Vox al Gobierno tras meses de lucha contra un cáncer «raro, extendido y agresivo», según ella explicó en su cuenta de Twitter en enero.

La mayoría del hemiciclo ha recibido a la diputada entre aplausos. Los diputados del PSOE y los de Unidas Podemos se han puesto en pie para recibir a Vidal en el estrado al igual que toda la primera fila de sillas del hemiciclo donde se encontraban los miembros del Gobierno.

La diputada de En Comú Podem aseguró que es un día «bonito» porque se demuestra que «hay cosas que están por encima de todo como la vida o la solidaridad».

La única formación que no se ha unido a la ovación ha sido Vox que han permanecido sentados, sin aplaudir e incluso algunos hablando con los compañeros que tenían al lado.

A diferencia de sus compañeros, la diputada por Málaga Patricia Rueda sí se ha unido al homenaje con sus aplausos y fuentes de Vox han aclarado que Abascal sí se ha acercado a la diputada catalana y le ha dado la bienvenida tras su baja.

El primero en darle la bienvenida ha sido el diputado de ERC Gabriel Rufián que dedicó varios minutos de su intervención a su compañera.

Pablo Iglesias también le dedicó unas palabras de agradecimiento en el debate previo a la segunda votación. «Muchas gracias Aina por estar aquí, muchas gracias», dijo el vicepresidente segundo del Gobierno.

Posteriormente, otros portavoces como Ana Oramas, Íñigo Errejón, Inés Arrimadas… han tenido también unas palabras de cariño hacia ella.

Finalizada la votación Pablo Iglesias le ha entregado a Aina un ramo de flores de parte del grupo que provocó de nuevo aplausos de sus compañeros y gritos de «sí se puede».

La reacción de los usuarios de Twitter al gesto de Vox no se ha hecho esperar y se han podido leer en la red social mensajes como estos: