Airbnb, Booking y Vrbo disponen de más de un millón de pisos para turistas en España, perjudicando a los alojamientos clásicos. Esto es debido a que el modelo creado por estas multinacionales supone una enorme competencia, pero no tiene que pagar sus mismos impuestos ni cumplir la misma legislación. Por primera vez en la historia, el número de pisos turísticos en España ha superado el listón del millón.

Las previsiones de la Organización Mundial de Turismo constatan que de los 1.400 millones de viajeros internacionales en 2018 se pasará a 1.800 millones en 2030. Eso está siendo aprovechado por las tres grandes multinacionales que controlan el mercado (Airbnb, Booking y Vrbo) para seguir creciendo a costa de la gentrificación de los barrios de las ciudades españolas.

Airbnb, Booking y Vrbo: más de un millón de pisos para turistas en España

Al cierre del primer semestre, las casas en alquiler de esas tres grandes compañías en todo el mundo sumaban 14 millones, un nuevo máximo histórico.

Esta tendencia de país turístico de viviendas dominadas por las multinacionales, pega de lleno en España. Nuestro país es el segundo país más visitado del mundo tras Francia, con 82,8 millones en 2018 y una previsión cercana a los 85 millones para este año.

Si se compara con el parque de viviendas en España (25,7 millones), el peso es impresionante: las tres multinacionales dominan el 4,1% del parque de viviendas españoles. Airbnb controla medio millón de pisos, seguida por Booking, con 410.000 anuncios. En último lugar figura Vrbo, con 141.000 anuncios.

Relacionadas:

Denuncia: UGT denuncia a la empresa dueña de AirBnb o Booking por las precarias condiciones laborales de sus trabajadores

Cisjordania: Airbnb no sacará de sus listados las colonias israelíes en Cisjordania

Capitalismo: “La izquierda no está comprendiendo el funcionamiento del capitalismo actual”

Medidas contra el abuso de las multinacionales

Algunos ayuntamientos están tomando medidas para paliar los daños, tanto económicos como de habitabilidad, que es tan generando estas multinacionales. Una de las principales es la regulación de los contratos de alquiler para personas jurídicas. El plazo legal mínimo de este tipo de arrendador pasó el año pasado de los tres años actuales a los siete años de contrato, dos más que si el propietario es un particular.

El real decreto ley también establece que no se podrán pactar garantías adicionales a la fianza hasta un máximo de dos mensualidades de la renta, salvo que se trate de contratos de larga duración.

Ante estos obstáculos legislativos, tímidos de momento, que han encontrado en numerosas ciudades del mundo Airbnb, Booking y Vrbo para integrar su modelo, estas multinacionales empiezan a optar por diversificar su negocio por áreas geográficas y sectores. La prioridad pasa por crecer en Latinoamérica, Asia-Pacífico, Oriente Próximo y África. En estas zonas, el peso de los anuncios apenas llegaba al 15% sobre el total y cuatro años después se ha duplicado hasta el 30%.

De la exclusividad del alojamiento compartido ha pasado a un modelo en el que tiene cabida las reservas hoteleras. Una muestra de esto es la adquisición de la compañía Hotels Tonight, especializada en reservas hoteleras de último minuto. La operación culminó el pasado mes de marzo por un montante cercano a los 400 millones de euros.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario