El Portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban entraba en el programa de RTVE ‘La hora de La 1‘ para entre otros temas dar su opinión sobre la propuesta de la ministra de Trabajo y Economía Social y vicepresidenta segunda del Gobierno de España, Yolanda Díaz, para bajar el precio a algunos alimentos básicos de la cesta de la compra, en este sentido Esteban afirmaba: ’El mercado hay que arreglarlo no puede ser tampoco un mercado libre’.

El portavoz destacaba: ‘Que en situaciones excepcionales deben tomarse medidas excepcionales’. Pero quiso poner un pero: ‘Estas medidas deben ser objeto de estudio al detalle por parte del Gobierno’.

Con respecto al debate del martes pasado, en su opinión ‘fue uno más…no aportó mucho’. ‘La segunda parte fue una lucha abierta’, destacó. ‘Además determinados tonos anunciaban la futura campaña electoral‘, concluía.

No todos los ministros apoyan la idea, pero la viceprimera ministra Yolanda Díaz y el ministro de Asuntos del Consumidor, Alberto Garzón, planean sostener conversaciones con los principales minoristas pronto. El Gobierno de España quiere limitar los precios de los alimentos básicos cómo sea.

La meta es ayudar a las personas a hacer frente a la creciente inflación, como se hizo con el costo del combustible para automóviles. La viceprimera ministra Yolanda Díaz dijo el pasado 5 de septiembre que ella y el ministro de Asuntos del Consumidor, Alberto Garzón, planean reunirse con los principales minoristas para tratar de llegar a un acuerdo sobre el tema.

El costo de los alimentos actualmente es un gran problema, no solo para la gente en general, sino también para los pequeños y medianos productores”, dijo en un evento en Madrid. La idea de Díaz es «fijar» los precios de 20 o 30 productos básicos de la tienda como leche, pan, huevos y frutas para que no suban todo el tiempo.

Díaz cree que está mal que alguien que cultiva naranjas las venda a las tiendas a 15 céntimos el kilo y el consumidor pague 1,40 euros el kilo, ya que es un aumento de más del 880%. Lo mismo ocurre con las patatas, que se venden en los supermercados a unos 1,35 euros el kilo, y al productor se le paga sólo 20 céntimos. Este es un margen de beneficio del 575%.

La lista de tales productos es bastante larga, incluye ajo, leche, etc. “El precio de la tienda principal es un problema para muchas personas en nuestro país. No solo porque están perdiendo poder adquisitivo, sino también porque todos deberían poder comer sano”, dijo Díaz.

La idea es llegar a un acuerdo con los minoristas, no elaborar un nuevo reglamento. Sin embargo, otros miembros del gobierno aún no están convencidos: el ministro de Agricultura, Luis Planas, por ejemplo, dijo el fin de semana que estaba en contra de la idea y ‘no sabía si era legal o deseable‘. También se opone a la idea de introducir un impuesto adicional al sector minorista, medida propuesta por el partido de coalición Unidas Podemos.

DEJA UNA RESPUESTA