La batalla en el Tribunal Constitucional se ha saldado con una decisión inédita: el Alto Tribunal ha decidido paralizar la votación en el Senado de la reforma judicial del Gobierno al imponer la mayoría conservadora por 6 votos a 5.

En un pleno eterno plagado de polémicas, el Tribunal Constitucional ha aceptado el recurso del PP que pedía suspender por vía cautelarísima la votación del Senado de este jueves.

Sobre esta decisión sin precedentes se han ido pronunciando en redes sociales políticos de todo el arco parlamentario. La derecha lo ha celebrado mientras la izquierda ha criticado la decisión.

«El Constitucional ha defendido a todos los españoles y a nuestro Estado de Derecho de la deriva autoritaria y antidemocrática de Sánchez», ha dicho en un comunicado el PP.

Aitor Esteban pronostica qué pasará tras la decisión del Tribunal Constitucional
Aitor Esteban pronostica qué pasará tras la decisión del Tribunal Constitucional

El diputado de ERC Gabriel Rufián ha sido uno de los primeros en pronunciarse y de los más contundentes: «El Tribunal Constitucional decide paralizar un pleno del Senado que no le gusta, dar una Champions más al Real Madrid, hacer Presidente del Congreso a Pepe Reina y calificar los sobre sueldos del PP como propina».

Igual de contundente ha sido Aitor Esteban, del PNV, quien ha dicho: «Lo imposible, como en la peli: parece que arrasará todo. Fin de la credibilidad del TC y otros órganos, utilizados para hacer política. Invasión de la soberanía parlamentaria (recuerden el caso Atutxa). Y por cierto, @EAJPNV_Congreso no votó ni a Arnaldo ni a Espejel. Otros sí».

Según la líder de Podemos, Ione Belarra, «el ala derecha del Tribunal Constitucional impide una votación democrática en la sede de la soberanía popular. La derecha política, mediática y judicial consuma un golpe sin precedentes a la democracia. Toca demostrar que los y las demócratas somos más».

Por su parte, el magistrado Joaquim Bosch ha manifestado: «Por primera vez en nuestra historia, los representantes democráticos ven suspendida parcialmente su actividad legislativa. Es un efecto más del bloqueo partidista de la cúpula judicial. La decisión del Tribunal Constitucional es un precedente peligroso para la democracia».

DEJA UNA RESPUESTA