Siete aviones Boeing 737 Max 8 han pernoctado en los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife Sur después de que la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) cerrara los cielos de la UE a ese modelo de aeronave. Otro de estos modelos aterrizó el martes en el aeropuerto de Alicante-Elche, antes de que entrase en vigor la suspensión, y permanece allí.

Fuentes de Aena han confirmado a Efe que en la noche del martes aterrizaron en Gran Canaria dos 737 que estaban en ruta cuando se cerró el espacio aéreo europeo: un TUI Fly que había partido de Banjul (Gambia) con destino Ámsterdam y un aparato de la compañía checa Travel Service. En este último caso, el vuelo tenía ya previsto hacer escala en Gran Canaria con destino final en Tenerife Sur, a donde no continuó.

Además, el martes se cancelaron los vuelos que tenían que realizar a Estocolmo y Oslo desde Gran Canaria tres aparatos del mismo modelo de la compañía Norwegian, cuyos pasajeros ya han sido recolocados en vuelos operados con otro modelo de aeronave. TUY Fly también ha alojado temporalmente en un hotel a los pasajeros de su vuelo a la capital holandesa, a la espera de recolocarlos a lo largo del día en otras conexiones.

Los otros aparatos afectados en Canarias por el cierre preventivo del espacio aéreo europeo a los Boeing 737 Max 8 tras el accidente de Etiopía son dos aviones de Thomson Arways y Norwegian, que han pernoctado en Tenerife Sur.

Otro Boeing aterrizó en el aeropuerto de Alicante-Elche

Un Boeing 737 MAX procedente de Banjul (Gambia) y con destino Bruselas aterrizó también el martes en el aeropuerto de Alicante-Elche antes de que entrara en vigor la suspensión temporal de las operaciones en el espacio aéreo europeo.

Fuentes aeroportuarias han indicado a Efe que este Boeing 737 MAX solicitó por la tarde a la torre de control del aeropuerto alicantino permiso para tomar tierra en sus instalaciones, por motivos que no han trascendido, petición que fue concedida sin problemas. El avión aterrizó antes de las ocho de la tarde, hora en que entró en vigor la directiva publicada por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) de cerrar temporalmente el espacio aéreo de la UE al 737 MAX para garantizar la seguridad de los pasajeros.

Según las mismas fuentes, el aparato permanece aún estacionado en una de las plataformas del aeropuerto alicantino. Al parecer, los pasajeros, cuyo número no ha sido precisado, han sido recolocados en otros vuelos.

Deja un comentario