El diálogo es algo infrecuente en nuestra sociedad y su pertinencia frente a la polémica y al insulto ha sido reivindicada por los expertos que han asistido a las III Trobades Albert Camus que se han desarrollado en Sant Lluís, localidad natal de la abuela del pensador francés.

La frase «No hay vida sin diálogo» que da título a estas jornadas que se han desarrollado este fin de semana en Menorca formó parte de la conferencia titulada «El castigo de la libertad» que el Premio Nobel de Literatura Albert Camus pronunció en París en 1948 y, según los expertos que han participado en el encuentro, hoy es más actual que nunca.

EFE

DEJA UNA RESPUESTA