La familia de Alberto, un niño de cuatro años que padece un linfoma de Burkkit, está desesperada por encontrar un donante de médula compatible para el pequeño. Después de que el tratamiento contra la metástasis de la enfermedad haya funcionado, el siguiente paso es el trasplante de médula, pero ni su madre, ni su hermano, ni su padre son donantes compatibles. La familia ha recurrido al Banco de Médulas nacional e internacional, pero aún no han encontrado un donante.

La campaña ha sido compartida por personalidades a nivel nacional y la familia espera que la magia de la Navidad les ayude a encontrar pronto el donante necesario para el trasplante.

Compartid, por favor. Consigamos entre todos que los Reyes Magos le traigan a Alberto el mejor regalo.

Compartid, por favor. Consigamos entre todos que los Reyes Magos le traigan a Alberto el mejor regalo.

 

“Lo pusimos en la carta a Papa Noel y no ha llegado. Lo vamos a volver a intentar con la carta a los Reyes Magos: un donante para nuestro hijo”, destaca Luis en palabras a La Gaceta de Salamanca.

Ante esta situación, la familia está considerando otras opciones, como intentar el trasplante con el 50% de médula de la madre y el 50% del padre. Además, una amiga de la familia ha lanzado una campaña en Twitter en la que ha pedido ayuda para encontrar un donante para Alberto.

La lucha contra el linfoma de Burkkit es un camino largo y difícil, y la búsqueda de un donante compatible es una tarea complicada y conlleva tiempo. La familia de Alberto espera con esperanza encontrar pronto ese donante que pueda salvar la vida de su hijo.

DEJA UNA RESPUESTA