Mientras el personal sanitario en lucha contra el Covid-19 en recinto ferial de Madrid denuncia el «desastre» y los «riesgos» que entrañan este tipo de instalaciones, el presidente de la Xunta ha anunciado que el Servizo Galego de Saúde (SERGAS) habilitará sendos hospitales de campaña en el recinto ferial coruñés EXPOCORUÑA y en el pabellón del Multiusos do Sar en Santiago de Compostela que aportarán hasta un total de 450 camas, sin descartar la apertura de recintos de similares características en otras ciudades como Vigo.

Martiño Noriega aposta pola utilización dos recursos existentes da sanidade privada / youtube.es

Estos días, precisamente, ha sido el médico y candidato de Galicia en Común-Anova Mareas Mariño Noriega el que en base a los negativos datos existentes sobre la realidad que se está viviendo en IFEMA ha instado al líder del PP gallego a «ejercer sus competencias y utilizar las herramientas habilitadas por el Gobierno central en el decreto de declaración del Estado de Alarma para poner los recursos de la sanidad privada a disposición de la ciudanía durante la crisis del COVID-19«, exigiendo al presidente de la Xunta la utilización de los hospitales privados existentes.

Para Noriega, que fue alcalde de Santiago de Compostela en el período 2015-2019, la implantación de hospitales de campaña en instalaciones de este tipo como la del Multiusos Fontes do Sar «debe de ser la última opción para el tratamiento de las personas afectadas por coronavirus».

De hecho, esta semana han sido los médicos y enfermeras que trabajan en el recinto ferial de Madrid (IFEMA), los que han puesto el grito en el cielo denunciando a través del diario El País que «hay más riesgo de contagio que de curación», que no existe la más mínima intimidad y que el hacinamiento de los pacientes convierte a este tipo de instalaciones en un «escenario de guerra», situación que ha sido corroborada por las denuncias tanto del Colegio Oficial de Médicos de Madrid como por las centrales sindicales.