Alberto Rodríguez Rodríguez nació en Santa Cruz de Tenerife en 1981. Es técnico superior de Química Ambiental y su vida laboral se ha desarrollado principalmente en una refinería de petróleo, como operador, donde ha participado activamente en la organización sindical de los trabajadores. Su salario entonces, según el Portal de Transparencia del partido, era de unos 50.695 euros al año.



Ahora, Rodríguez asume el nuevo secretario de Organización de Podemos, tras llevar algo más de tres años percibiendo una remuneración como diputado del Congreso por la circunscripción de Tenerife, aunque ya militaba en política previamente.

En su declaración de bienes más reciente, presentada al Congreso de los Diputados a finales de mayo y disponible en el Portal de Transparencia de esta institución, declara no poseer ningún bien inmueble. En sus cuentas bancarias acumula 22.694 euros. Por lo demás, no cuenta con acciones, participaciones, planes de pensiones, vehículos ni deudas. Pagó 14.436 euros de IRPF.

En la Cámara Baja, todos los diputados reciben una misma asignación base, de 2.982 euros brutos mensuales. Son 14 pagas anuales. A esta cifra se añaden complementos según las responsabilidades de cada diputado en el hemiciclo y en su grupo parlamentario. Rodríguez, durante la pasada legislatura, fue portavoz de varias comisiones.  Si repite esos mismos cargos cobrará 1.109 euros adicionales a la paga básica. Eso no es todo, ya que todavía queda sumar la indemnización, que es de 1.921 euros exentos de tributación para los diputados elegidos por circunscripciones diferentes a Madrid.

Por lo tanto, Rodríguez cobraría 4.091 euros brutos cada mes y 1.921 libres de impuestos. El doble, en junio y diciembre con la paga extra, es decir casi 8.200 brutos y cerca de 4.000 euros que no tributan. Esto equivale a un total de 84.148 euros al año, de los cuales 26.894 euros corresponden a la indemnización y son libres de impuestos.



Sin embargo, los cargos electos de Podemos están sujetos a un Código Ético que les impone un límite salarial. Por mucha carga de trabajo que asuman, cobran lo mismo todos. Esta limitación de lo que pueden percibir los representantes de Podemos está establecida en tres veces el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Rodríguez solo puede recibir 2.700 euros netos mensuales, 5.400 euros los meses de pagas extra, y un total de 37.800 euros anuales.

 

Deja un comentario