El padre de un menor de 17 años ha denunciado a Bernabé Cano, alcalde del PP en La Nucía, por supuestamente haberlo agredido con una «colleja y un golpe en la cara» y amenazarlo con frases como «por respeto a los policías que hay no os pego una paliza y os entierro en un bancal, me he quedado con vuestras caras».

Según la denuncia, a la que ha tenido acceso El Plural, los hechos tuvieron lugar en dos días diferentes. El primero ocurrió en la madrugada del 11 al 12 de abril, cuando el menor y un amigo estaban en una fiesta y fueron parados por la Policía Local. El alcalde llegó al lugar y presuntamente los insultó y amenazó.

«Sois unos hijos de puta, sois unos mierdas, ladrones… Venga, decidme lo que habéis hecho y me pienso qué hacer con vosotros. ¿Ha sido una tontería verdad?». El menor, desconociendo a qué se refiere contestó: «Sí, ha sido una tontería». El alcalde insiste: «¿De quién ha sido la idea?», a lo que el chaval responde: «Ha sido mía».

En ese momento presuntamente el alcalde le dice: «Por respeto a los policías que hay no os pego una paliza y os entierro en un bancal, me he quedado con vuestras caras».

El alcalde de Mazón en La Nucía, denunciado por agredir y amenazar a un menor / Imagen: Facebook Bernabé Cano
El alcalde de Mazón en La Nucía, denunciado por agredir y amenazar a un menor / Imagen: Facebook Bernabé Cano

Una semana después, el padre del menor recibió una llamada de la Guardia Civil informándole de que su hijo estaba siendo investigado por un hurto. Varios días después, durante una fiesta en una urbanización, la hija del alcalde agarró al menor por el cuello y fue rodeado por 20 personas. Después el propio alcalde le propinó una colleja y un golpe en el rostro. El joven fue auxiliado por la Policía Local, que dispersó a los presentes.

La denuncia ha sido remitida por la Policía Nacional al Juzgado de Instrucción Número 1 de Benidorm. Según fuentes judiciales, el alcalde podría ser acusado de varios delitos, como un delito de injurias, un delito de amenazas y un delito de maltrato, todos ellos agravados por el abuso de superioridad del alcalde.

Este no es el primer escándalo que involucra al alcalde de La Nucía. En enero de 2021, Cano saltó a la fama por haberse vacunado contra el COVID-19 en quinto lugar en un centro de mayores, antes que los residentes y el personal del centro, cuando estaba prohibida la entrada a todo el mundo salvo a los trabajadores.

Por este hecho, se abrió una investigación por un presunto delito de prevaricación contra él, pero la Audiencia Provincial de Alicante archivó la causa por «inexistencia de delito».

DEJA UNA RESPUESTA