Este lunes, el FBI ha lanzado una orden de búsqueda y captura contra el español Alejandro Cao de Benós, presidente de la Asociación de Amistad con Corea, por participar en una supuesta trama para evadir las sanciones impuestas por Estados Unidos contra la dictadura de Corea del Norte con el uso de criptomonedas. La broma podría costarle 20 años de prisión.

Al parecer Cao de Benós, durante una conferencia sobre la tecnología que organizó él mismo en 2018, habría reclutado a un ciudadano estadounidense «experto en criptomonedas» para «proporcionar ilegalmente servicios de tecnología blockchain y criptomonedas” a Corea del Norte, violando así la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional (IEEPA), tal y como asegura el FBI. Además, aseguró que facilitó el viaje del ingeniero estadounidense Virgil Griffith a la a la capital norcoreana en abril de 2019.

El experto, que contó con la ayuda del británico Christopher Emms, de 30 años, se declaró culpable el año pasado de conspirar para ayudar a Corea del Norte a evadir sanciones y fue condenado en Estados Unidos a más de cinco años de cárcel y una multa que ascendía a casi 100.000 euros.

Alejandro Cao de Benós, en busca y captura por el FBI / Imagen: EP
Alejandro Cao de Benós, en busca y captura por el FBI / Imagen: EP

“Cao de Benós supuestamente coordinó la aprobación del Gobierno de Corea del Norte para la participación del experto en la conferencia y continuó conspirando después para llevar a cabo la celebración de una segunda sobre criptomonedas en 2020”, señala la nota del FBI.

Evadir sanciones de EEUU y «lavar dinero»

Según la policía judicial norteamericana, Emms y Griffith aleccionaron a representantes de la dictadura de Corea del Norte y a otros asistentes sobre cómo usar tecnología de cadena de bloques y criptomonedas para evadir la sanciones de EEUU y «lavar dinero».

Cao de Benós, asombrado por todo el revuelo, ha utilizado sus redes sociales para indicar que encuentra en Jerusalén. «No sé por qué hoy todo el mundo me busca. Estoy en Jerusalén, al lado del Gólgota comiéndome un durum de falafel», ha escrito en Twitter acompañando el mensaje con una fotografía de este plato.

Además, Benós sigue retransmitiendo en su canal de Twitch noticias acerca de Corea del Norte. Hace unos días explicaba: «Me difamaron con la intención de destruirme publicando un ‘Tráfico de armas’ totalmente falso. Volvieron a hacer un montaje en película que se demostró una farsa tras las investigaciones de la ONU. Ahora me señalan desde el corazón del imperio. Seguiré luchando sin descanso».

Investigado en una trama de venta ilegal de armas

El tarraconense, que tiene doble nacionalidad, española y norcoreana, lleva seis años sin poder viajar porque la Justicia española le retiró el pasaporte al estar investigado en una trama de venta ilegal de armas que fue desarticulada hace seis años y a la que él compró varias pistolas.

DEJA UNA RESPUESTA