Alemania responde al auge de la extrema derecha, conociendo mejor que nadie la peligrosidad de esta, y ha ilegalizado y disuelto el grupo neonazi ‘Combat 18’, prohíbiendo el uso del logotipo y del emblema de esa organización.

«La prohibición de hoy es un claro mensaje de que el extremismo de derechas y el antisemitismo no tienen lugar en nuestra sociedad», declaró el ministro del Interior alemán, Horst Seehofer.

En el operativo en los estados de Brandeburgo, Hesse, Mecklemburgo-Antepomerania, Renania del Norte-Westfalia, Renania-Palatinado y Turingia, en el que han participado 210 agentes, se han decomisado teléfonos móviles, ordenadores portátiles, soportes de datos y de audio, armas, ropa, parafernalia nazi y propaganda, según ha informado el ministerio en un comunicado.

‘Combat 18’ es una «asociación neonazi, racista y xenófoba», que «en su finalidad presenta una afinidad con el nacionalsocialismo», precisa el comunicado. La organización neonazi se enmarca en la tradición de la asociación homónima creada en Reino Unido en 1992. El número 18 de su hombre hace alusión a la primera y octava letra del alfabeto: Adolf Hitler. Su consigna es «todos los medios son buenos», y su emblema un dragón con las garras afiladas.

‘La formación nazi se ha valido sobre todo de la producción y la difusión de música ultraderechista y antisemita, de la organización de conciertos de extrema derecha y de la venta de artículos de marketing ultra para propagar su ideología, que atenta contra la dignidad del ser humano, agrega el comunicado.

Con esta ya ascienden a 18 las prohibiciones contra asociaciones ultraderechistas por parte de un ministro del Interior, la última en marzo de 2016 contra los ‘Weisse Wölfe Terrorcrew’, el Grupo Terrorista de los Lobos Blancos.